Por los efectos de la desintegración familiar, podemos concluir que había razón en citar que la familia era el pilar de la sociedad mexicana.