En México sigue siendo evidente la doble jornada laboral que signifi ca para las mujeres trabajar y atender las labores domésticas.