El Parque Recreativo La Sauceda sigue olvidado. Hay vigilantes, pero ellos dicen que los indigentes y adictos son los que usan el lugar.

El problema es que La Sauceda se convierte en un punto de peligro de la ciudad y el sector Río Sonora es muy transitado.

Esperemos que pronto se encuentre una solución para hacer del parque un espacio familiar más para disfrutar en Hermosillo.