Recuerde que en el tema de salud, sin importar qué especialidad sea la que se requiera, lo barato puede salir caro.