En Sonora, los domingos, después de las 21:00 horas, se incrementan las llamadas de emergencia por violencia intrafamiliar.