En Hermosillo se ha generado un ambiente complicado entre vecinos, cierran calles, obstruyen aceras y bloquean estacionamientos.

Esto no es sólo un asunto de seguridad, es propio de una ciudad que ha crecido y que se impone a sus habitantes.

En respuesta los vecinos de las distintas colonias intentan mantener sus condiciones de vida, pero a veces es difícil.