Banner
Banner
Mayormente Nublado

32°C

Hermosillo

Mayormente Nublado
Humedad: 62%
Domingo, 21 de Septiembre de 2014

EXPRESO - Periódico líder en noticias de Sonora

El asalto a la razón

Cachear es registrar, no ‘tentonear’

A propósito del cacheo a menores, Carlos Caballero escribe:

Acudía yo a los juegos de futbol de aquí, mi ciudad natal, Victoria Tamaulipas, a ver jugar a Los Correcaminos, e íbamos en bola con mi sobrino, en ese tiempo de cuatro años años; le colgábamos una cantimplora con Bacardi, y adentro comprábamos los refrescos, cosa que desde entonces estaba prohibido en los estadios. Así, mi estimado, que los adultos sí utilizamos a los niños como mulas porque generalmente no los revisan. Ahora los tiempos y las circunstancias han cambiado, qué bien que se prevean actos que lamentar...

Lógico, el cacheo aleatorio a menores

El cacheo aleatorio a menores de edad en torno de la Plaza de la Constitución el 15 de septiembre desató reclamos de quienes ignoran, o si lo saben se hacen guajes (por decirlo suavemente) que niñas y niños suelen ser usados como mulas del narcomenudeo, tráfico de drogas, traslado de cuchillos, pistolas, granadas y hasta bombas (¿qué tal esa escuela internacional de terrorismo de los extremistas islámicos?

Cultura, corrupción e impunidad

En Sin rodeos del lunes, Diego Fernández de Cevallos abordó “la andanada de reproches y acusaciones” generadas por la definición presidencial como asunto de cultura del binomio corrupción-impunidad.

“¡Viva México, hijos de la chingada!”

Octavio Paz, en El laberinto de la soledad (1950), escribió que son “las malas palabras” el “único lenguaje vivo en un mundo de vocablos anémicos” y que cada país tiene el suyo.

Caso Padrés: una mina política

La contaminación de los ríos Sonora y Bacanuchi por ácido sulfúrico de la mina de Cananea y el sospechosismo que suscita la presa del Gobernador dificultan entender el pleito entre su administración panista y la priista de la Federación.