IMSS expreso03132017dddCIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) emitió tres recomendaciones al Instituto Mexicano del Seguros Social (IMSS) por violencia obstétrica que derivó en la muerte de tres recién nacidos.

El fallecimiento de los bebés ocurrió en el Hospital General Regional 251 de Metepec y en el Hospital General de Zona 197 en Texcoco, ambos en el Estado de México, así como en el Hospital General de Zona 46, en Gómez Palacio, Durango.

Tras realizar las investigaciones correspondientes, el organismo autónomo encontró elementos que acreditan violaciones a los derechos a la protección de la salud y a una vida libre de violencia obstétrica.

Los errores
Además, inadecuada atención médica a tres mujeres que derivó en la muerte de los productos de la gestación, e indebida integración de los expedientes clínicos, atribuibles a personal médico de los mencionados hospitales.

De acuerdo con los expedientes de queja iniciados por la CNDH, los médicos tratantes incurrieron en responsabilidad en el desempeño de sus funciones mediante conductas y omisiones que configuraron violaciones a los derechos de las agraviadas y sus hijos.

"Para la CNDH, el personal médico de los citados hospitales que intervino en estos casos incurrió en responsabilidad en el desempeño de sus funciones, al no actuar con legalidad, honradez, lealtad y eficiencia como servidores públicos", abundó el organismo.

Médicos involucrados
En las recomendaciones, 5, 6 y 7 de 2017, la CNDH solicita al director general del IMSS, Mikel Arriola, la reparación integral del daño a las tres agraviadas, de acuerdo con la Ley General de Víctimas.

Esto es, que incluya indemnización o compensación, así como atención médica y psicológica con oportunidad, calidad y calidez en algún centro de atención médica perteneciente a ese instituto.

Asimismo, el IMSS deberá colaborar con el Ombudsman en la tramitación de ñas quejas administrativas, para iniciar los procedimientos disciplinarios a que haya lugar ante el Órgano Interno de Control en el IMSS.

"También deberá colaborar en las investigaciones derivadas en las respectivas denuncias penales que presente contra los médicos involucrados en estos casos, ante la Procuraduría General de la República", expuso.

Las medidas
En tanto, los servidores públicos señalados deberán adoptar medidas para garantizar que los expedientes clínicos que generen estén debidamente integrados y protegidos, conforme a las legislaciones nacional e internacional y las normas mexicanas.

Los funcionarios también deberán recibir capacitación sobre los derechos humanos de las mujeres, en especial en materia obstétrica, que deberá ser impartida por personal especializado con perspectiva de género y énfasis en el trato humanizado hacia las mujeres.

La respuesta del IMSS
Por su parte, el IMSS informó en un comunicado que dará cumplimiento a las recomendaciones emitidas por la CNDH a fin de evitar hechos similares.

El Instituto encomendó a las oficinas centrales y a las delegaciones regionales reforzar la capacitación al personal institucional en sus hospitales del Estado de México y Durango en materia de derechos humanos, con apego a las normas nacionales e internacionales.

EXP/REF/DAW/MAR/2017