pelicula sonorensesHERMOSILLO, SON.- Iván y Julieta se conocen mientras ella espera a su marido, Daniel, con quien pretende revivir una historia de amor cansado. 

Daniel no llega a la cita y Julieta convive con Iván durante 24 horas. Tiempo suficiente para que él se enamore irremediablemente de ella, y ella deba tomar una decisión de vida.

Ésta es la sinopsis de “Prometo no enamorarme”, una nueva película mexicana de dos exitosos realizadores sonorenses: Gastón Pavlovich (Fábrica de Cine) y Alejandro Sugich (Sula Films).

“Ésta es la primera vez que trabajo con Gastón Pavlovich, me buscó cuanto tuvo el guión en la mano y me gustó.
“Creo que fue muy buena mancuerna y la idea es que se repita… ahorita no hay nada concreto, pero estamos muy en comunicación y en pláticas”, reveló Alejandro Sugich, en entrevista exclusiva para EXPRESO.

Comedia fresca ¡y arriesgada!

El director de “Prometo no enamorarme” agregó que en la música de la cinta se cuenta con la participación de Morrissey, Mexrrisey, entre otros, que le darán un toque sonoro a la historia.

“La película viene a reforzar la buena racha que tiene actualmente el mexicano y la idea es contar otro tipo de historias, es otro género de romance con una propuesta de dirección arriesgada e interesante y tratamos de hacer algo muy natural, muy espontáneo”, explicó Sugich.

Buena recepción

La premiere de la película “Prometo no enamorarme” se realizó en la Ciudad de México el pasado miércoles y mientras realizaba su agenda de medios, con una buena respuesta de la prensa.

La cinta es protagonizada por el mexicano Alfonso Dosal y la española Natalia Varela. Cuenta además con la participación de Alfonso André (baterista de Caifanes) y Pedro de Tavira.

“‘Iván’ (Alfonso Dosal) es un compositor de música electrónica mexicano y trata de rescatar de su tristeza a ‘Julieta’ (Natalia Varela) y deciden pasear por la Ciudad de México, hablar de la pasión de ambos por la música para que a ella se le olvide el plantón que le dio su pareja.

“Es una película de amor, de cultura, de mucho diálogo; es una comedia divertida y entretenida, totalmente vivencial porque en las situaciones no se requiere de pastelazos para hacer reír al público en el cine; por ejemplo, el amigo de ‘Iván’ es muy chistoso y el personaje le da mucha frescura a la historia”, detalló Sugich.

Lea este martes 12 de junio mas detalles de esta entrevista exclusiva en la versión impresa de la sección Estelar.

EXP/JGG/FRU/JUN/2018