carlos rivera2 16052018ej 10HERMOSILLO, SON.- Fueron llegando poco a poco de Guaymas, Ciudad Obregón y Mexicali para unirse a sus compañeros de Hermosillo.

El Club “Sólo tú” de Carlos Rivera se ha extendido a muchas ciudades de México y Latinoamérica y lo siguen a donde va como ‘riveristas’ de hueso colorado que son.

Jorge Adrián Aragón Sánchez llegó de Mexicali, Baja California, para ver una vez más a su artista favorito.

carlos rivera3 16052018ej 10

“Carlos Rivera es garantía, entonces venir a verlo es seguro que nos vamos a divertir, vamos a cantar, vamos a llorar, vamos a gritar y por eso vengo hasta acá desde tan lejos”, dijo el joven, quien confesó que lo ha visto en vivo unas ocho veces desde hace tres años.

Consuelo González llegó de Guaymas, Sonora, para recibir al cantante. “Dejé allá el calor y la humedad, pedí permiso en el trabajo. Fuera de que está guapo, es alguien que admiro mucho por su humildad, de cómo ha trabajado desde que ganó ‘La Academia’ hasta ahorita, cómo ha crecido, es una persona que inspira a seguir sueños, aparte de que canta muy bien”, dijo.

Sombreros con la leyenda de “Quiero ser tu reina”, flores, discos para firmar y una llamativa lona de los fans, fueron los adornos que portaban los chicos y chicas.

carlos rivera 16052018ej 10

“Él es muy humano. Sus letras me han acompañado en muchos momentos difíciles. Mi mamá me lo puso una vez que yo estuve grave de salud en una canción que se llama ‘Gracias a ti’ y ahora es muy especial para mí esa canción, me sirvió de terapia. Me acompañó cuando estaba ‘dormida’ en el hospital”, reveló conmovida, Viridiana Chavelas, de Hermosillo.

Para Mónica Ivette Bajonero Martínez la historia es diferente peor igual de significativa y funge como coordinadora en el apoyo de promociones en redes sociales a Carlos Rivera.

carlos rivera1 16052018ej 10

“Cada vez que viene es muy atento con nosotros y por lo regular nos manda videos al Club”, destacó, acompañada de su hija Jimena Jocelyn, con un mono de peluche de “El Rey León”.

De Ciudad Obregón, Sandra Lidia no fue la excepción. Hizo casi tres horas de viaje para estar cerca de su cantante.

“Me gusta la música, lo que transmite y nos lleva a que los sigamos”, dijo.

Carlos Rivera recibió de regalo una figura de cerámica en porcelana en frío con la leyenda “Yo creo - Yo vivo” con la postura que Carlos Rivera suele hacer al inicio de sus shows del tema “Me quedo aquí”.

EXP/JG/EJ/MAY/2018/EJ