adal ramones 1CIUDAD DE MÉXICO.- Puede que la gran mayoría de las cosas que se vieron durante la primera noche del regreso de La Academia lucieran bien, sin embargo, muchas de las cosas que sucedieron en el set no fueron percibidas por los televidentes. ¿Quieres saber cuáles fueron?

1.- La dinámica de los jueces. Al aire lucieron respetuosos y muy formales pero fuera de cuadro los cuatros jueces de la generación (Edith Márquez, Horacio Villalobos, Edwin Luna y Arturo López Gavito) denotaron complicidad entre ellos ya que además de dar sus críticas respectivas al aire, discutían sus percepciones de cada uno de los participantes en cada corte comercial.

2.- El cuidado personal. No es que el cansancio no se hiciera evidente en el conductor y los jueces, fue simplemente que en cada corte comercial un nutrido equipo de maquillistas, peinadores y asistentes personales, se acercaba a ellos para darles pequeños "retoques" y que así se vieran frescos. La más asistida fue Márquez, a quien le arreglaban su coleta en múltiples ocasiones. Otra cosa que el público no logró ver fue que uno de ellos derramó sobre el escenario un poco de su bebida, por lo que una chica de mantenimiento tuvo que encargarse de arreglar el incidente en sólo unos minutos.

3.- El arreglo del escenario. Tanto para el número de Fernando Dávila y Aléxis Cristóbal, quienes cantaron a dueto el tema "Estos celos" con un grupo de banda que los acompañó en el escenario, como para la aparición de los ex académicos, con una escenografía de pacas montadas rápidamente, el equipo técnico del programa armaba y desarmaba todo en cuestión de segundos, lo que permitió que la única preocupación de los aspirantes así como de los cantantes, fuera dar lo mejor de sí en el escenario.

4.- Las ganas de ver a Edith Márquez cantar. Muchas de las personas asistentes a esta primera noche le pidieron en numerosas ocasiones a la cantante que se animara a complacerlos con un tema. Edith, amablemente, se limitó a sonreír y decir que no, pero eso sí, mandaba besos y saludos a todos los que le gritaban su nombre entre comerciales.

5.- Grabaron partes para evitar fallas. Si bien la mayoría de lo visto a cuadro fue en vivo, hubo algunos segmentos que fueron grabadas antes de iniciar la transmisión.

Tal fue el caso del número musical de Adal Ramones en compañía de los conductores de Azteca, ya que por su complejidad y elaboración, fue grabado con anterioridad, así como una de las sorpresas de la noche, que corrió a cargo de Marian Naomi, una aspirante que fue elegida "al momento" y que una vez iniciado el programa ya estaba siendo trasladada hasta el estudio para ganarse un lugar en "La Academia".

El Universal / LMM 09/07/18