irlanda dos jose santiago healy nota09112016KILKENNY, IRLANDA.-- Además de sus bellezas naturales, Irlanda cautiva a los visitantes por sus símbolos, leyendas, tradiciones y personajes que surgen a cada paso.

Uno de sus mayores secretos son su gente y su vida en el campo en donde destacan la sencillez, la hospitalidad y la majestuosidad de sus paisajes.

Mire el video:

Iniciamos temprano el camino hacia Kilkenny, situado al sur de Dublin, en el trayecto visitamos el viejo monasterio de Glendalough, un lugar bellísimo rodeado de misterio, lagos y bosques.

Una alfombra de color verde intenso se vierte a ambos lados de la carretera, de cuando en cuando es posible ver pintorescos chalets y casas de campo que pertenecen a familias acomodadas de Dublín.

Se observan a la vera decenas y decenas de ovejas, animal que produce enorme riqueza a Irlanda. Lo habitan cinco millones de personas, pero suman 20 millones de ovejas, la mayoría de ellas se destinan a la exportación de lana y de carne.

El autobús avanza sin tregua mientras nuestro guía con un típico humor irlandés informa que su país es hoy en día centro de operaciones para Europa de grandes corporativos como Google, Facebook, LinkedIn.

"Irlanda produce además el 80 por ciento de la Viagra a nivel mundial, se exporta casi toda porque aquí no la necesitamos", asegura convencido.

afueras de dublin irlanda nota09112016wongTierra de dos lagos

Casi una hora después llegamos a Glendalough, el lugar es apacible y misterioso.

Floreció durante más de mil años gracias a un monasterio, hoy en ruinas, fundado por San Kevin en el siglo VI, un santo que nació, creció y sirvió a la población local.

En medio del bosque, destacan los restos de varias iglesias de piedra que formaban parte del monasterio que fuera habitado por monjes dedicados a la meditación y al sacrificio.

Un cementerio, una torre circular de treinta metros de altura y las ruinas de lo que fue una catedral, dominan la atención de los turistas.

Glendalough significa "tierra de dos lagos" que se localizan muy cerca del monasterio y los cuales proveyeron durante siglos de agua fresca a los religiosos y a la comunidad de la región.

Mire el video:

Rumbo a la vieja capital

Para llegar a Kilkenny hay que cruzar varios poblados, entre ellos Hollywood, nombre que según el guía turístico fue copiado por los californianos. Para ello mostró en un cerro un anuncio con letras blancas de Hollywood, similar al de la meca del cine.

Kilkenny fue la capital de Irlanda en siglos pasados y hoy está convertido en un poblado turístico. Sus edificaciones medievales, su historia, sus restaurantes y hoteles, atraen cada año a varios miles de visitantes.

Su principal tesoro es el castillo que fue construido en el año 1214 por los normandos procedentes de Escandinavia, quienes conquistaron una buena parte del territorio irlandés y lo usaron como fuerte para defender la ciudad.

Posteriormente el castillo fue propiedad de la familia Butler, lo conservaron durante 600 años hasta que fue cerrado en 1935 y treinta años más tarde fue rescatado por el gobierno local.

La Catedral de San Canicio es otra de las joyas arquitectónicas de Kilkenny. Fue construida en el siglo XIII y se considera la segunda catedral más grande de Irlanda después de San Patricio de Dublín.

San Canicio --Canice en inglés-- fue un santo irlandés que dio el nombre a la ciudad de Kilkenny y a quien se venera con especial fervor en esta región.

La catedral fue construida bajo la arquitectura gótica y destaca por la imponente altura de sus dos columnas y por un torre redonda de casi cien metros de alto edificada a un costado y que fue utilizada de refugio y observatorio.

Como centro cultural, Kilkenny posee innumerables museos, teatros, galerías de arte y auditorios en donde año tras año se celebran distintos festivales y conciertos que han dado fama a esta ciudad de menos de diez mil habitantes.

catedral de san patricio jose santiago healy nota09112016

El comercio y la industria son importantes, una de las empresas locales más antigua es la cervecería Saint Francis Abbey, fundada en el siglo XVIII y que ha sido fuente de empleos y riqueza para la región. En los años 60 la adquirió el grupo Guinnes y ahora forma parte del corporativo Diageo.

Visita al famoso museo de Collins Barracks:

 

Su visita a la Catedral de San Patricio:

Próximo artículo: La cautivadora capital de Dublín.

EXP/RED/DAW/NOV/2016