Algunos elementos nos indican que los resultados de las elecciones del próximo domingo no serán del todo previsibles, por el contrario veremos muchas sorpresas y seguramente no se repetirán los padrones del pasado.

Las evidencias muestran que aquí en Sonora, tal como ocurre en muchas entidades del país, los tres partidos principales -PRI, PAN y Morena- se repartirán el pastel, quizás no de manera equitativa pero si con fuerte presencia en los distintos puestos de elección.

Estos comicios nos recuerdan a lo sucedido en el estado en 1997 cuando el PRD metió su cuchara logrando triunfos importantes en el sur del estado para romper la hegemonía de los partidos tricolor y el blanquiazul.

La encuesta divulgada el pasado domingo en su periódico EXPRESO perfila un crecimiento inusitado de Morena en territorio sonorense por dos razones básicas: el hartazgo de la ciudadanía por el binomio PRI-PAN y el efecto Andrés Manuel López Obrador.

¿Hasta dónde llegará el avance del nuevo y controversial partido de AMLO?

Es imposible saberlo en estos momentos, pero lo cierto es que seguramente ganarán varias posiciones en la entidad y no se diga en México en donde podría obtener no solo la presidencia y algunos gubernaturas, sino también una buena parte de las curules en las cámaras legislativas.

En la región han ocurrido en horas recientes sucesos trascendentes e inesperados que seguramente repercutirán en las elecciones del primero de julio.

La captura el viernes pasado de varios panistas de peso, entre ellos el exdirigente de Acción Nacional, Juan Valencia Durazo y el exdirector estatal de Recursos Humanos, Miguel Méndez, cimbró la estructura del hoy criticado partido político.

Más todavía cuando las acusaciones por la desaparición de una millonaria suma de recursos nada tienen que ver con venta de terrenos ni otros asuntos ya ventilados.

A estos personajes, junto con tres más de la pasada administración, se les acusa de haber desviado las cuotas que se les descontaba a los militantes panistas que cobraban en la nómina del gobierno estatal.

Se trata de otro duro golpe a la credibilidad del partido blanquiazul que en Sonora vive unos de sus peores tiempos por las bribonadas realizadas en el sexenio de Guillermo Padrés.

Seguramente perderán un buen número de votos los candidatos panistas por esta acción judicial.

En otra vertiente, Hermosillo vivió el pasado domingo un asalto espectacular digno de una película de Hollywood cuando diez sujetos armados y encapuchados irrumpieron en la tienda Liverpool para llevarse joyas, relojes y dinero en efectivo.

Aunque asaltos similares se han realizado en otras latitudes de México, la acción trajo a la mente a los hermosillenses el ambiente de inseguridad que aquí se ha vivido en los últimos años.

Los asaltos a domicilios y comercios se han disparado y lo ocurrido en la prestigiada tienda, a pesar de su amplio dispositivo de seguridad con cámaras y alarmas, demuestra que los ciudadanos estamos hoy en día más vulnerables que nunca.

Siendo los gobiernos estatal y municipal de extracción priista, el robo del año podría afectar a los candidatos de dicho partido, en especial a Manuel “Maloro” Acosta, exalcalde de Hermosillo y hoy aspirante al Senado, muy criticado por no haber puesto en cintura a la delincuencia local.

Así las cosas, Morena aprovechará este río revuelto que vive México y también Sonora para conseguir las mayores ganancias electorales.

Lástima que no todos los electores conocen bien la historia del país y de personajes tan controversiales como varios de los candidatos de Morena, cuyo pasado es oscuro y en algunos casos simplemente aterrador.

Por suerte, el tiempo pondrá a cada quien en su lugar.

Noticias finales…

¿Quién o quienes permitieron la entrada ilícita a Sonora de 350 mil vehículos que supuestamente serán legalizados en el próximo régimen?

¿Será conveniente y factible “premiar” a quienes violaron las leyes mexicanas y han hecho de los carros “chuecos” un negocio redondo?…

Mañana miércoles medio país madrugará para ver el partido contra Suecia que promete grandes emociones.

Es increíble que luego de dos valiosos triunfos, el Tri no haya pasado a la siguiente ronda y que incluso corra el peligro de ser eliminado.

Por supuesto no hay que pensar en lo negativo y confiar en un triunfo o un honroso empate de la selección.

¡Vamos México!

José Santiago Healy

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.