Puso sus sueños en pausa.
Florestán.

La tarde del pasado jueves 13, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que lo había citado, recibió en su oficina de Bucareli al gobernador de Veracruz, Javier Duarte, ante la gravedad de la crisis que vivía el estado: violencia, conflicto de la universidad, clima político crispado y acusaciones de corrupción en su contra.

Y le dijo que al gobierno federal, incluido él mismo, le resultaba muy difícil trabajar con alguien tan cuestionado como él que, como su estado, estaba lleno de problemas, entre otros, el de seguridad, lo que le preocupaba mucho.

Le dijo que el presidente Enrique Peña Nieto le había dado instrucciones de seguir apoyando al estado, pero que en las circunstancias en las que estaba, resultaba muy difícil; que sí le iban a entrar, pero que lo necesitaban en otra circunstancia, en otra posición.

Duarte le respondió que no tenía nada que ver con las acusaciones, a lo que Osorio le contestó, ya al tanto de la averiguación previa y de la solicitud de la orden de aprehensión en manos de un juez, que eso tenía que acreditarlo ante la justicia. Duarte le dijo que eso era lo que iba a hacer, probar su inocencia porque no tenía nada que esconder.

Y fue allí, cuando al oír del secretario de Gobernación que lo necesitaban en otra circunstancia, en otra posición que le dijo que al día siguiente pediría licencia al gobierno de Veracruz, para defenderse de los ataques y mencionó que por la mañana, con Carlos Loret, lo anunciaría, que no podía ser un gobernador de medio tiempo, como le dijo Osorio, quien me comentó lo que con sarcasmo calificó de coincidencia: que se fugó cuando se otorgó la orden de aprehensión, habiendo dicho públicamente que no huiría y se quedaría en Veracruz.

Y sobre su fuga, Osorio Chong fue contundente: si recapturamos a El Chapo, cómo no vamos a capturar a Duarte, y a Guillermo Padrés, remató.

Por lo pronto, el PRI expulsó anoche a Duarte.
El PAN tiene pendiente a Padrés.

RETALES
1. RELEVOS.- El Senado tendrá que aprobar, con mayoría simple, los nombramientos de Arely Gómez, como secretaria de la Función Pública, y de Raúl Cervantes, en la PGR. No habrá problemas, ambos son senadores con licencia y bien reconocidos por sus pares;

2. CANTÓN.- Nadie sabe quién autorizó la construcción de un cantón suizo en el Bosque de Chapultepec. La Asamblea emitió un punto de acuerdo, promovido por Margarita Martínez Fisher, PAN, emplazando a la secretaria del Medio Ambiente, Tanya Müller, para que responda, Mañana lo inauguran los presidentes de México y Suiza; y

3. CENSURA.- El PRD y Morena quieren extender la réplica a hechos verídicos. El tema ya lo trae la Corte vía el ministro Alberto Pérez Dayán. Lo hacen los partidos para blindarse. Confío que el pleno de la Corte esté del lado de los ciudadanos y la libertad de expresión, y no de esa forma de represión.

Nos vemos mañana, pero en privado.