EL QUE está bailando el pasito duranguense de los puros nervios es el panista José Rosas Aispuro, tras confirmar el desastre financiero que le dejó el priista Jorge Herrera Caldera.

EL EX GOBERNADOR aseguró muy ufano que dejaba Durango con una deuda cómoda y manejable de 6 mil 500 millones. La realidad es que el alacrán resultó escorpión porque el nuevo gobierno se puso a revisar las cuentas y, hasta ahora, ha descubierto que en realidad debe más del doble: 15 mil millones de pesos.

EL MONTO total sale de sumar algunas cositas como los pasivos de corto y mediano plano, el déficit presupuestal, un adeudo con Banobras que tenían guardado en el cajón y compromisos fuertes de proyectos de inversión público-privada.

ESO ES lo que tiene a Rosas Aispuro -y a su asesor Pedro López Elías- muy movido renegociando las deudas, buscando recursos frescos y, al mismo tiempo, tratando de fincar responsabilidades a quienes hicieron tal cochinero.

POR LO PRONTO ya fue detenida la ex subsecretaria de Egresos, Leonor Gutiérrez, debido a que hizo perdedizos algo así como 300 millones de pesos.
*
VISTO que el tornado Donald Trump otra vez está zarandeando al peso, los senadores están ansiosos por escuchar hoy a la canciller Claudia Ruiz Massieu.

SOBRE TODO le quieren preguntar si es cierto eso que se dice en la torre de la Secretaría de Relaciones Exteriores, en el sentido de que habrá oootra vez cambios en su equipo, en áreas que tienen que ver con la relación con

Estados Unidos, y a sólo -¡gulp!- cinco días de las elecciones en aquel país.

¿SERÁ, como dicen por ahí, que le van a abrir un huequito a un ex gobernador recientemente desempleado? Es pregunta binacional.

***
YA SE SABE que al capo, perdón, al senador Emilio Gamboa le encanta tener alfiles por aquí y por allá. Pero a ver si no termina emproblemado con el dirigente tricolor, Enrique Ochoa, por culpa de Héctor Martín Gómez Barraza, secretario de Operación Política del PRI.

YA HAY varios damnificados que se quejan de que Gómez Barraza les anda pisando los callos y, en vez de ayudar al líder tricolor, lo está metiendo en líos que no tiene.
*
'ORA SÍ que se pasó de calavera Enrique de la Madrid al quererse adjudicar el desfile de las catrinas por Paseo de la Reforma.

NADA BIEN cayó que el secretario de Turismo quisiera colgarse de lo hecho por el gobierno de Miguel Mancera, quien lució una máscara en la celebración.

A NADIE escapa que la organización del desfile corrió por cuenta de la Secretaría de Cultura de la CDMX, que encabeza Eduardo Vázquez, de la mano de Miguel Torruco, el titular de Turismo capitalino.