AHORA que el clan de Elba Esther Gordillo descubrió las maravillas de Andrés Manuel López Obrador, hubo quien recordó cómo hace algunos años eran despreciados por el tabasqueño y los suyos.

EN 2012, en el aeropuerto capitalino, se cruzó la comitiva de AMLO con René Fujiwara, el nieto de la maestra. El entonces líder juvenil de Nueva Alianza saludó a Ángel Ávila, que encabezaba las juventudes del sol azteca.

AL VER aquello, José Ramón López Beltrán, el hijo de ya saben quién, le reclamó a Ávila haber tenido tal deferencia con alguien cercano a la lideresa magisterial. "Con esos, ni a la esquina. Ni siquiera hay que saludarlos". ¿Y qué tal ahora? Hasta de la mano van los López Obrador y los Gordillo.

***
A PROPÓSITO de entidades sin ley, allá en Nayarit dicen que las malas noticias no se han acabado. Según esto, las autoridades del gobierno de Antonio Echevarría ya tienen claro que hay más narcofosas, pero obviamente no quieren hacer ruido al respecto.

LO QUE se comenta en Tepic es que la administración aliancista se encontró con un auténtico museo del horror tras recibir la estafeta del cuestionadísimo Roberto Sandoval. El priista habría dejado un estado prácticamente bajo control del crimen organizado.

Y LO QUE se está viendo ahora en las calles nayaritas es, precisamente, la herencia de esa manga ancha para la delincuencia.

***
ALLÁ en Zacatecas, los zoólogos están asombrados pues se descubrió un espécimen de grillo que salta para atrás y hasta cambia de color. Se trata de Cuauhtémoc Calderón, el ex panista que se hizo verde, intentó ser moreno, volvió a ser verde y ahora será candidato cuatricolor.

RESULTA que podría convertirse en el abanderado de la alianza PVEM-PRI a la alcaldía zacatecana, luego de que no logró amarrar esa candidatura con Morena, vía sus oscuros tratos con los hermanos Monreal.

CURIOSAMENTE, hace unos días, cuando todavía estaba coqueteando con el lopezobradorismo, Calderón estuvo tirándole duro y a la cabeza al presidente Enrique Peña Nieto, por lo que los priistas de esa entidad nomás no entienden que ahora vaya a ser su candidato a alcalde.

***
LA CAMPAÑA de José Antonio Meade ya está levantando... pero está levantando muertos políticos, como se vio ayer en Nuevo León.

AL ENCUENTRO del candidato presidencial con el priismo local, acudieron viejas glorias que permanecían en el retiro político, como los ex gobernadores Sócrates Rizzo, Benjamín Clariond y Natividad González Parás. Nomás faltó Rodrigo Medina. A lo mejor no consiguió amparo.