AUNQUE cada uno de los tres partidos que conforman Por México al Frente aprobará su lista de candidatos plurinominales al Senado, luego tendrán que tachar nombres hasta armar un listado común de 32 aspirantes para registrarlo ante el INE.

Y DE ESOS, difícilmente alcanzarán un escaño más de 10, por lo que el orden en esa lista será un punto en el que las dirigencias tendrán que hilar muy finito. Según se sabe, esos lugares se repartirán así: 5 para el PAN, 4 para el PRD y 1 para Movimiento Ciudadano.

POR SUPUESTO, ya suenan los nombres de quienes, supuestamente, llevarán mano para esos espacios como Josefina Vázquez Mota, Miguel Ángel Mancera, Rafael Moreno Valle y Dante Delgado.

YA SE VERÁ si son de los afortunados que llegarán a la Cámara alta... ¡y sin competir en las urnas!

***
LAS COMPARACIONES son odiosas, pero cómo se notó el cambio en la forma de abordar el tema de la pederastia tras la salida de Norberto Rivera y la llegada de Carlos Aguiar como arzobispo primado de México.

LA PROPIA Arquidiócesis hizo público que un sacerdote de la CDMX fue detenido tras ser acusado de abusar sexualmente de una menor. Anunció que está suspendido y decretó la "tolerancia cero" en ese tema.

Y VAYA que esa postura difiere mucho con la asumida en los 15 casos similares denunciados durante el periodo de Rivera, de los cuales se sabe poco... o nada.

***
NO LO DIGAN en voz alta porque en Morena no quieren que se sepa, pero a la aspirante al Senado por la CDMX, Citlalli Hernández, ya le tocó fuego amigo.

SE SUPO que ni su compañero de fórmula, Martí Batres, ni la candidata a la Jefatura de Gobierno, Claudia Sheinbaum, estaban de acuerdo con que la joven diputada local de 27 años llegara a esa candidatura, y trataron de bajarla.

ESO hasta que Andrés Manuel López Obrador dio un manotazo en la mesa, pues tanto él como su hijo Andrés Manuel López Beltrán quieren verla en el Senado. Y, en Morena, donde mandan los Andreses no gobierna... ¡nadie!

***
GRAN DÍA tuvo ayer el mexicano Germán Madrazo, quien a los 43 años acabó la agotadora prueba de 15 kilómetros de esquí de fondo en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang. Y aunque llegó en último lugar, entró feliz por cumplir su sueño y, orgulloso, ondeó la bandera mexicana.

AL ESCUCHAR su apellido, no faltó quien se acordara de ese otro "gran atleta" mexicano Roberto Madrazo, quien en el 2007 cruzó la meta en el Maratón de Berlín... ¡después de hacer trampa! Queda claro que hay de Madrazos a Madrazos.