EN EL debate presidencial de mañana se esperan sorpresas y un ejercicio más movido que los dos anteriores.

PERO no porque los cuatro candidatos vayan a debatir sus conceptos de la vida pública y a contrastar sus propuestas. Lo que se sabe es que en el cuartel de José Antonio Meade están preparando una ofensiva estilo desembarco en Normandía contra Ricardo Anaya.

EL PRIISTA se va a jugar su resto en este debate, bajo la premisa -¿o será ilusión?- de que todavía puede ubicarse en segundo lugar y convertirse en la opción del voto anti AMLO, que sigue siendo muy amplio.

DEL FRENTISTA Ricardo Anaya se dice que irá preparado para leerle la cartilla a Enrique Peña Nieto y a todo su gobierno, luego del trancazo que le quisieron poner la semana pasada con las supuestas revelaciones en su contra.

Y EN en cuanto a Andrés Manuel López Obrador, se tiene previsto que siga aplicando la famosa estrategia de defensa oriental: "nomás milando", que se resume en no me engancho, no me enojo, no oigo, soy de palo.

***
EL ASESINATO de Fernando Purón, candidato del PRI a diputado federal por Piedras Negras, cimbró a Coahuila, a la Segob, al Sistema Nacional de Seguridad Pública, a partidos y candidatos.

LA CRUDEZA de las imágenes del homicidio -un disparo en la cabeza a quemarropa- relanzó a un nuevo nivel las alertas por la inseguridad que prevalece en este proceso electoral. De hecho, algunos candidatos están replanteando sus estrategias de campaña.

POR EJEMPLO, por recomendación de sus asesores, Jaime "El Bronco" Rodríguez canceló una gira que tenía programada ayer en Coahuila. Y dirigentes del priismo coahuilense analizan en dónde cerrará su campaña en el estado, José Antonio Meade, para evitar riesgos innecesarios.

SE SABE que en Los Pinos se ve como un asunto prioritario para la gobernabilidad garantizar la seguridad en el proceso electoral. De ahí que Alfonso Navarrete está metido hasta la cocina en el tema, aunque algunos se preguntan si no es demasiado tarde.

***
NADIE ENTIENDE cómo es que el gobierno de José Ramón Amieva puede presentar como un logro la nueva verificación vehicular, si sólo la hicieron más lenta de manera innecesaria.

AHORA, los Verificentros no sólo van a revisar que los autos no contaminen, sino que tengan las llantas y los frenos en buen estado. Peeero, el resultado de esa revisión ¡en nada afectará cuál engomado de verificación se entrega! Qué ganas de complicar más... lo que de por sí ya era complicado.