pequenia sin diagnosticoHERMOSILLO, SON.- Miranda Guadalupe es una pequeña de cuatro años de edad que nació normal y al cumplir el primer año, cuando empezaba a hablar y caminar dejó de hacerlo, sin que a la fecha, se haya definido un diagnóstico preciso.

Sus abuelos, Nelly Vega Grajeda y José Arturo Barraza Miranda, residentes de Álamos, dicen que cada mes viajan a esta ciudad para que su nieta reciba su tratamiento y terapias.

“Aquí en el CRIT consideran que se trata de parálisis cerebral, pero ella nació normal, no tenía problemas para hablar ni para moverse, al año y dos meses empezó a retroceder”, explicó la señora.

Muestra avances
Desde hace dos años, platica que acuden al Centro de Rehabilitación e Inclusión Infantil Teleton, en donde han podido apreciar avances en la menor, “aunque no son tan rápidos como quisiéramos, pero hay la lleva”.

Cuenta que el diagnóstico de Miranda Guadalupe aún esta por definirse porque están en espera de resultados de algunos estudios que le practicaron.

El objetivo es que Miranda Guadalupe Lara Barraza pueda tener mayor firmeza para sostener su cuerpo, que vuelva a hablar y pueda caminar, “con el favor de dios, mi nieta volverá a caminar”, confía su abuela.

Doña Nelly platica que a Miranda le gusta comer de todo, le encanta la música, mirar la televisión y es muy alegre, “aplaude por todo”.

En el CRIT, dice que la niña recibe terapia física ocupacional, de lenguaje, motricidad y la del tanque le encanta, se trata de una alberca en donde los terapeutas guían los ejercicios para estimular el movimiento de las diferentes partes del cuerpo.

EXP/MIM/FRU/MAR/2018