volcan indonesia 24092017ej 04YAKARTA, IND.- Más de 34 mil personas huyeron de la isla indonesia de Bali, ante la inminente erupción del volcán Monte Agung, por primera vez desde 1963, cuando al menos mil 100 personas perdieron la vida.

La Agencia Nacional para la Mitigación de Desastres (ANMD) de Indonesia informó que el número de personas que huyen de las zonas alrededor del volcán se ha triplicado desde el viernes pasado, ante la amenaza de que el Monte Agung estalle en cualquier momento.

El volcán, situado a unos 75 kilómetros del centro turístico de Kuta y uno de los 120 volcanes activos en Indonesia, ha estado en actividad desde el mes pasado, aunque en las últimas 72 horas los movimientos sísmicos se ha incrementado de manera considerable.

"El proceso de evacuación está en curso y esperamos que el número de evacuados siga aumentando", indicó este domingo el portavoz de la ANMD, Sutopo Purwo Nugroho, en declaraciones a la prensa, según un reporte del diario Yakarta Post en línea.

El funcionario resaltó que la mayoría de las personas desalojadas abandonaron la zona de manera voluntaria y se trasladaron a los refugios temporales, que fueron establecidos por las autoridades en centros deportivos, colegios y oficinas, mientras que otros se refugiaron con familiares o amigos.

Nugroho precisó que para atender a los desalojados se enviaron 14 toneladas de ayuda, incluyendo carpas, mantas, colchones y equipos de comunicaciones portátiles, además de alimentos, agua y artículos de aseo personal.

La alerta máxima en torno al Monte Agung fue emitida el viernes pasado, luego de que aumentó la actividad sísmica del coloso y se pidió a la población, alejarse y evitar permanecer a menos de nueve kilómetros del cráter.

El Centro de Vulcanología y Mitigación de Riesgos Geológicos indicó esta mañana que aunque los temblores este domingo han ocurrido con menos frecuencia que los pasados dos días, su intensidad está en aumento.

Suspensión de sus actividades

Ante la inminente erupción volcánica, el aeropuerto internacional en Bali, la capital de Denpasar, tomó este domingo una serie de medidas, anticipando la posibilidad de la suspensión de sus actividades, con autobuses y trenes para desviar pasajeros a centros alternativos en provincias vecinas.

La última vez que el Monte Agung entró en erupción fue en 1963 cuando arrojó ceniza a más de 20 kilómetros de altura y ríos de lava de hasta 7.5 kilómetros de distancia, provocando la muertes de al menos mil 100 personas.

NTX/I/CRM/JGN/CLIMA/INTER/EXT/EJ