Tiroteo en escuela de FloridaFLORIDA, EU.- Estados Unidos se vio estremecido ayer nuevamente por un atacante solitario que causó una masacre en una escuela secundaria de Parkland, Florida, ubicada cerca de Miami, con 17 muertos y 20 heridos.

El ataque, en pleno Día de San Valentín, se produjo en el Marjory Stoneman Douglas High School, donde asisten alrededor de 3,100 alumnos, en esta ciudad de 30 mil habitantes en las afueras de Boca Ratón.

Después de momentos de fuerte tensión y angustia de los familiares de los alumnos, la policía confirmó que había detenido al agresor, un exestudiante que descargó su ira contra compañeros y docentes.

El episodio conmovió a la población que vio a través de los canales de televisión al personal médico trasladando a numerosas víctimas en camilla y el despliegue de un ejército de policías que ingresaba al lugar con armas en las manos, incluyendo francotiradores en los edificios cercanos y equipos especiales de SWAT con tanquetas.

El atacante fue identificado por fuentes policiales como Nikolaus Cruz, un exalumno del establecimiento de 18 años. Jim Gard, profesor de matemáticas que lo tuvo entre sus estudiantes, contó que era un joven conflictivo.

“Hubo problemas con él el año pasado, amenazó a otros estudiantes y creo que le pidieron que se marchara del recinto”.

En el ataque, Cruz utilizó un fusil de asalto AR-15, calibre .223, de alto poder destructivo. Se trata de un arma que empleó durante un largo tiempo el Ejército de Estados Unidos en distintos frentes, entre ellos la Guerra de Vietnam.

El Ejército descontinuó el uso de este fusil, pero la empresa Colt lo continuó fabricando para el mercado civil y policial. Cruz entró y disparó indiscriminadamente contra la comunidad educativa, para luego huir de la escuela.

El cuerpo táctico de la policía lo pudo identificar y detener a un kilómetro y medio del lugar. Cuando los agentes le gritaron que se tirara al suelo, el joven lo hizo sin ofrecer resistencia.

Durante 2018 ya ha habido 18 incidentes de este tipo de Estados Unidos, con cifras variable de heridos y víctimas fatales. El más reciente fue el 23 de enero pasado en Kentucky, donde un joven de 15 años mató a dos personas y dejó heridas a 18.

EXP/REF/FRU/FEB/2018