OsoPolarSacrificio

SINGAPUR.- Inuka, el primer oso polar nacido en el trópico y que residía en el zoológico de Singapur, fue sacrificado por “motivos humanitarios”, después de que un examen de salud mostró que su bienestar estaba “seriamente comprometido”.

La muerte del oso polar de 27 años fue dada a conocer por la organización Wildlife Reserves Singapore (WRS), que administra el zoológico, la cual indicó que la salud del carismático Inuka se había disminuido significativamente y que continuaría deteriorándose aún más.

Señaló que a principios de este mes los veterinarios pensaron que podrían tener que tomar la muy difícil decisión de “dormirlo” si no mostraba mejoría, y así lo decidieron al conocer los resultados de un examen, por lo que la mañana de este miércoles procedieron a dormirlo bajo anestesia.

Inuka vivió hasta bien entrados los 70 años humanos, más allá del promedio de 25 años que viven los osos polares bajo el cuidado humano, ya que la esperanza de vida de los que viven en estado salvaje es de 15 a 18 años.

Fue el primer oso polar que nació en cautiverio en el clima tropical de Singapur, en 1990.

Con la muerte de Inuka, el zoológico se quedó sin osos polares aunque en 2006 anunció que ya no traería nuevos ejemplares después de discusiones en su comité de ética y bienestar animal.

NTX/I/VRR/FJ/EV