avion cubaCIUDAD DE MÉXICO.- El accidente del Boeing 732-200, de Aerolíneas Damojh/Global Air, ocurrido el viernes en Cuba, no tomó por sorpresa a exempleados de la empresa, quienes aseguran que las fallas mecánicas, una nula supervisión y carencia de prestaciones de ley son una constante.

La Dirección General de Aeronáutica Civil de México (DGAC) anunció el inicio de una nueva auditoría a Damojh, a fin de verificar que cumpla con las normas.

Marco Aurelio Hernández, ex piloto de la aerolínea, dijo a EL UNIVERSAL que durante ocho años voló con llantas ponchadas, sobrepeso e incluso sin radar, todo por la falta de mantenimiento a los aviones.

En La Habana, autoridades continúan las investigaciones del avionazo que dejó 110 muertos, incluyendo siete mexicanos —seis de ellos tripulantes—, e informaron del hallazgo de una de las cajas negras.

Rosa Isela Zavala Franco se sumó este sábado a la lista de muertos. Era una mexicana que se atendía en Cuba del cáncer que padecía.

El Universal / MME 20/05/18