moodys expreso02022017wCIUDAD DE MÉXICO.- La decisión del Gobierno mexicano de elevar los precios de la gasolina impactará en amplios sectores, en el consumidor y en la industria de la construcción, advirtió Moody's.

El incremento es negativo para compañías que dependen del gasto doméstico, ya que precios más altos elevarán la inflación, lo que pesaría sobre el consumo privado.

Esto incluye a empresas como Televisa, Telmex y Elektra, de acuerdo con un documento de la calificadora.

"El deslucido ambiente económico dificultará a las compañías pasar los incrementos de los precios a sus consumidores, lo que presionará sus márgenes operativos", dijo Nymia Almeida, analista de Moody's.

Márgenes de venta
Pemex, señala el documento, es la beneficiaria de los precios más altos porque éstos le permiten a la petrolera vender el combustible a precios mucho más cercanos a su estructura real de costos.

Además, el alza impactará positivamente en sus márgenes de venta y ayudará a mitigar las pérdidas de refinación.

La calificadora destaca que el alza de enero pasado precede a la liberalización del mercado de venta y distribución de gasolina en México, la cual se implementará a lo largo de 2017.

Ingresos fiscales

Mayores ingresos fiscales por los impuestos a las gasolinas en 2016 impulsaron las participaciones federales. Las participaciones representan el 35 por ciento del total de los ingresos de los estados, detalla el documento.

En 2017, este impuesto continuará apoyando el crecimiento de estas transferencias a alrededor de 2.8 por ciento de las participaciones presupuestadas para el año, concluye.

EXP/RED/DAW/ENE/2017