Ana Esther Alvarez DIFNOGALES, SON.- Durante este periodo vacacional, el porcentaje de maltrato infantil ha crecido en un 20 por ciento en Nogales, este número está ligado al consumo de drogas, ya que en 8 de cada diez casos, uno de los padres o tutores es adicto al cristal u otro compuesto psicoactivo.

Ana Esther Álvarez, directora del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) en la frontera, mencionó que la epidemia del cristal y los casos de maltrato se han vuelto una escena común, por lo que para combatirlo, se requiere de la atención de todos los niveles de gobierno, además de la ciudadanía.

Deben pedir ayuda

“Es una droga que aparte de dañar la salud de quien la consume, daña el entorno, daña las familias, es una droga que está separando a las familias nogalenses, porque el cristal es una droga que convierte a la persona en alguien violenta, si esa persona nunca le había pegado a su pareja, nunca le había pegado a sus niños, al consumir este cristal, provoca estas sensaciones de violencia y euforia”, comentó.

A las personas que se encuentren en una situación como la antes descrita, recomendó enfrentar el problema y pedir ayuda a las instituciones para evitar así que se presenten casos graves de abuso físico, sexual o psicológico de menores o familias enteras.

EXP/DT/DAW/AGO/2018