HERMOSILLO, SON.- Con la bendición de Dios, sus padres y demás seres queridos, Grecia María Aguayo Acuña y Sergio Miles López comenzaron un nuevo capítulo en sus vidas al haber pronunciado sus votos nupciales frente al altar de la Parroquia del Espíritu Santo, donde se encendieron los cirios y las flores desprendieron un delicioso aroma en honor al amor que se unió para siempre.

Oficiado su matrimonio, pasaron a celebrar con sus invitados en la elegante recepción que se llevó a cabo en el jardín del Club de Golf Los Lagos. 

En la gran celebración, los novios abrieron pista con las tradicionales piezas de vals que bailó Grecia María con su padre y con su ahora esposo Sergio, mientras los chisperos se elevaron en el borde de la pista en el corazón de la canción que eligieron como suya para hacer honor al amor que se profesan.