rescatistas nogales mexicoHERMOSILLO, SON.- Los espacios reducidos, entornos abiertos, corrientes de arroyo durante las lluvias, el pleno desierto limítrofe entre México y Estados Unidos y otras situaciones han sido los escenarios en los que la auto denominada Búsqueda y Rastreo Unidad Canina de Nogales, Sonora, ha realizado arduas labores.

TIENEN
3
años de
formados
como agrupación
de rescate
independiente
SON
10
integrantes y
varios perros
los que forman
parte de la brigada
de Nogales

Ellos se ha destacado como grupo independiente en la búsqueda de personas en medio de desastres naturales desde hace tres años.

Son poco más de 10 los jóvenes, entre hombres y mujeres, así como algunos perros de rastreo, los que integran a este singular grupo de héroes voluntarios.

“Somos personas particulares que venimos desempeñando esta función en diferentes partes de Nogales, y el norte de Sonora en localidades como Santa Ana, Magdalena de Kino, El Cíbuta, entre otras.
“Colaboramos y hemos recibido capacitación como Bomberos Preventivos, en Cruz Roja y en una Brigada de Búsqueda de Rescate ’16 de Septiembre’”, detalló en entrevista para EXPRESO, Armando Cisneros.

Una sola ideología
Los simulacros, las prácticas y la preparación son constantes para los brigadistas que aseguran. tiene un solo fin: el de ayudar.

“Cada quien tiene una ideología y tratamos de trabajar con una misma enfocados en el ayudar y proporcionar una labor o servicio social a la comunidad.
“En esta ocasión buscamos apoyar a nuestros hermanos del sur del país. Nosotros hemos tenido ya la satisfacción de colaborar en este tipo de actividades como el trasiego de personas que se han perdido en el desierto o que han quedado bajo ciertas estructuras o túneles que se hacen para pasar al ‘otro lado’, pero también personas extraviadas o que son arrastradas por las corrientes en los arroyos durante las lluvias y en muchas otras circunstancias”, expuso Cisneros.

De acuerdo con el rescatista, los implementos, equipo y hasta gastos que se han requerido para sus labores han salido mayormente de sus bolsillos debido a que como grupo independiente no suelen pedir apoyos a las instituciones y mucho menos a la sociedad.

“Estamos concientes de que no podemos pedir, pedir y pedir, porque nuestro compromiso es dar, dar dar, y por tratarse de un viaje largo nos estamos acercamos a otras personas para su ayuda”, aclaró Cisneros.

Suma de voluntades
Tal como los brigadistas lo dijeron, si no fuera por el apoyo de mucha gente, se hubieran quedado en Sonora “vestidos y alborotados”, ante la necesidad de apoyo en el centro y sur del país.

“Hay que agradecer a Javier Hernández Hernández, quien vive ahora en Navojoa, y él fue parte fundamental para que tuviera yo el contacto con todos ustedes y a Jorge ‘Kokko’ Zambrano, ambos de Nogales.
“Hay que decir que todos tenemos capacitación; personalmente tuve la posibilidad de estar dentro de la Asociación Mexicana de Bomberos, Bombero de Línea, Oficial Primero en Bomberos Preventivos, capacitado como TUM”, informó Christian Bejar, uno de los coordinadores del grupo de brigadistas.

La historia de este heroico grupo surgió al conocerse entre los distintos grupos de ayuda a los que pertenecían.

“Me coordiné con Jorge Zambrano para verificar la logística en la Ciudad de México, además de varias personas de la Agencia de Viajes, así como personal de Volaris que donó los boletos de avión de quienes viajaron”, informó en entrevista para EXPRESO, Christian Bejar.

Más allá de Sonora
Con todo y que la actividad que ya les esperaba en la Ciudad de México, debido al desastre provocados por el sismo del 19 de septiembre en diversos sectores, los brigadistas sonorenses viajaron más que listos para prestar su apoyo, su tiempo y su esfuerzo.

“Lo que queremos es ayudar a las personas en las comunidades del sur del país o en la capital; sabemos qué se siente, sabemos que hay mucha gente que, a manera de catapulta, nos está enviando desde Sonora.

“Estaremos en donde realmente nos necesiten y la satisfacción de nosotros es ayudar a rescatar personas vivas y en caso de que sean personas fallecidas, es para darle una paz y una tranquilidad a sus familias, sin esperar nada a cambio, sin lucrar, sin hacer tanto ruido, hacer lo que haya que hacer y regresar a Nogales con nuestras familias”, externó con cierta preocupación Armando Cisneros.

Los integrantes que viajan
Armando Tadeo Cisneros Bojórquez, encargado del grupo y entrenador del perro
Juana Felícitas Lira Salas
Eduardo Ramírez Molina
Diego Harim Lucero Ayón
Jesús Eduardo Ramírez Fuentes
Asla, el perro labrador dorado
En Nogales, Sonora, será supervisado y coordinados por Christian Bejar

“Nunca es tarde”

Con todo y que los sonorenses viajaron días después a sucedido el sismo de 7.1 en escala de Richter, el brigadista aseguró que nunca es tarde para apoyar.

“No, claro que no, nunca es tarde, siempre hemos pensado eso; lógicamente nos piden el apoyo días después, quizá ya esta saturado de rescatistas y lo comentamos entre nosotros, peor si no se puede apoyar en la Ciudad de México, que nos manden a otras partes como Morelos, Oaxaca, Puebla o Chiapas, donde también se ocupa porque hay personas que lo necesitan y vamos a ir a donde se requiera a y a donde se nos permita para hacer nuestra chamba”, afirmó.

Algo que caracteriza a este grupo de nogalenses es la unidad por lo que llevan toda la disección de quienes están coordinando los trabajos de rescate, sin perder de vista que siempre estarán juntos y viajarán juntos como grupo.

Los integrantes de la agrupación de Búsqueda y Rastreo Unidad Canina de Nogales, incluyendo al perro, fueron despedidos como héroes la noche del jueves 20 de septiembre desde la plaza principal de Nogales por sus familiares y amigos.

El vuelo Hermosillo-Ciudad de México salió a las 6:20 horas del ayer viernes y a su llegada se pusieron en contacto con personal de la secretaría de Gobernación, Plan Marina y de Protección Civil federal, el secretario de la Defensa Nacional o con un brigadier para recibir indicaciones e iniciar sus labores de rescate.

EXP/JGG/FRU/SEP/2017