calor pronostico alertaHERMOSILLO, SON.- El 2017 en Sonora se registraron 19 defunciones y 399 casos relacionados con la temporada de calor y para este año se esperan temperaturas superiores a los 43 grados, por lo que se debe cuidar y proteger la salud, advirtió Denika Cruz Loustanau.

La directora de Epidemiología de la Secretaría de Salud detalló que en los últimos cinco años, el 2016 es cuando han tenido el mayor registro de casos y defunciones, al confirmar 423 padecimientos y 22 decesos.

Informó que cada año registran un promedio de 300 casos relacionados por las altas temperaturas, y la mayoría de pacientes, son personas que trabajan en el campo y en la construcción.

Luego de precisar que la temperatura más alta registrada en 2017 alcanzó 49 grados centígrados, indicó que de los 399 casos atendidos el año pasado todos se recuperaron, aunque lamentablemente tuvieron 19 fallecimientos.

“La edad promedio de las defunciones fueron entre los 25 y 30 años, de gente que trabaja expuesta al sol”, señaló la funcionaria.

Casos y defunciones
Indicó que la mayoría de los casos y defunciones que ocurren son de personas que trabajan en el campo y la construcción y son las que tienen más riesgo de presentar golpe de calor, deshidratación e incluso insolación.

La mayoría de estos decesos fueron resultado de golpe de calor y el resto estuvieron distribuidas en deshidratación e insolación.

Precisó que el golpe de calor en padecimientos o defunciones representa un problema frecuente en la entidad y la mayoría están localizados en los municipios con más altas temperaturas, como son Caborca, Guaymas y Hermosillo,

Estos tres municipios concentran una buena proporción de los casos, y es precisamente es donde se deben reforzar las actividades de prevención de enfermedades relacionadas por el calor”, precisó la funcionaria.

Personas con mayor riesgo

Otras personas que están en riesgo, dijo que son las personas de la tercera edad, sobre todo las que viven en domicilios que carecen de un aire acondicionado e incluso de un abanico.

“Hemos tenido defunciones de personas de la tercera edad que se encuentran solos en una habitación sin ventilación, entonces esas situaciones son graves al momento de hablar de riesgo, tanto de enfermar como de morir”, comentó Cruz Loustanau.

Dijo que los bebes o los niños pequeños por su porcentaje corporal de agua que es mucho mayor al de los adultos se deshidratan con mucha facilidad.

“En una temperatura de 40 o 42 grados, un niño se puede deshidratar en un periodo de tiempo muy corto, de una a dos horas puede sufrir una deshidratación, mientras se expone a ese grado de calor”, expresó.

Dijo que es muy importante cuidar a los niños y a las personas de la tercera edad, “se deben mantener bien hidratados, de preferencia no exponerlos al sol ni a lugares sin ventilación porque aumenta la posibilidad de tener complicaciones por las altas temperaturas”.

EXP/MIM/FRU/ABR/2018