inseguridadanalistaHERMOSILLO, SON.- El tema de seguridad pública es el punto de quiebre en este segundo debate entre presidenciables, así lo considero el abogado y criminólogo sonorense Andrés Montoya García, quien manifestó que los candidatos deben dar respuesta al alto índice delictivo y el grado alarmante de inseguridad.

El también experto en temas de seguridad nacional trasfronteriza, puntualizó que es un deber de los aspirantes a la presidencia de México, esclarecer y solucionar las políticas de combate a la delincuencia organizada en la llamada guerra contra el narcotráfico.

Mencionó que si bien estos temas son los generadores de las mayores problemáticas en el territorio nacional, también deben establecerse posturas sólidas sobre el análisis de los efectos de las drogas que se quedan en México y las desafortunadas consecuencias del combate a los delincuentes como lo son el secuestro, asaltos y la proliferación de la droga conocida como cristal, que esto es sólo la búsqueda de los cárteles por mantenerse ante las acciones de las autoridades.

La importancia del debate

“Debemos ver que los candidatos nos deben de dar ahorita, la forma en la que van a trabajar para disminuir ese índice delictivo, como se bajará la introducción ilegal de armas de fuego, en estudios realizados la PGR reconoce que de diez armas decomisadas, ocho o nueve provienen de los Estados Unidos, en 1995, al 2009, se registró el aseguramiento de 132 mil 309 armas de fuego, 11 millones 568 mil 663 municiones, 2 mil 785 granadas, temiéndose que el 85 por ciento de las mismas provienen de los Estados Unidos”, explicó.

El analista indicó que es importante ver qué es lo que dicen los candidatos en este tema, sobre todo qué tanto espera el pueblo de México para llegar al punto de bajar la inseguridad existente.

EXP/RED/DAW/MAY/2018