La corrupción de menores es un delito que le permite a la autoridad municipal y estatal proceder en casos de venta de droga.