Clavados

CIUDAD DE MÉXICO.- Yahel Castillo y Juan Celaya se redimieron de la forma más contundente que pudieron hacerlo: en la alberca, desde el trampolín y disipando dudas.

La dupla había sido elegida controvertidamente por la polémica directiva de la Federación Mexicana de Natación (FMN).

Los eligieron luego de que ganaran el control técnico interno, pero no registraran buenos resultados internacionales, o al menos no tantos como Rommel Pacheco y Jahir Ocampo, a quienes arrebataron el lugar.

Pero Celaya y Castillo dieron la competencia de su vida.

Registraron 413.94 puntos, suficientes para conseguir una senda medalla de bronce, la tercera en la carrera de Yahel y la primera en la historia de Celaya.

La dupla tricolor sólo fue superada por la mancuerna china y la británica.

La primera obtuvo 439.74, mientras que la segunda obtuvo 416.02.

La medalla le permitió a la dupla mexicana obtener el lugar a los Juegos Olímpicos de Tokio, también en la modalidad de clavados sincronizados desde el trampolín.

Un lugar que seguramente será ocupado por ambos clavadistas, quienes, además de ganar el lugar en la alberca tienen buena relación con la FMN y con Claudia Ruiz, la representante de Castillo y la titular del departamento de comunicación de la Federación.

EXP/UNI/EV/JUL/2019