panamericanos clausuraLIMA, PERÚ.- Los sentimientos de alegría y nostalgia en todos sus matices se concentraron en el Estadio Nacional de Lima, se confundieron con la música, con la fiesta, con el color, con el clima frío y el calor de miles de deportistas, aficionados y artistas que despidieron los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Mezclados los deportistas de todo el continente, concluyó la fiesta deportiva que unió a América y que fueron catalogados los mejores Juegos Panamericanos de la historia, calificados así por Neven Ilic, presidente de la Organización Deportiva Panamericana (Odepa).

Lima 2019 fue una edición de la cita continental inolvidable, como lo fue la ceremonia de clausura este domingo, entre lágrimas, sonrisas, fuegos artificiales y más música, que puso a cantar y bailar a todos los asistentes en el epicentro del deporte americano durante poco más de dos semanas.

Sobre la cancha se mezclaban los colores de los uniformes, todas las banderas del continente ondeaban en manos de los deportistas, que celebraban al ritmo de la música, al mismo tiempo que en las gradas, niños, jóvenes y adultos, todos bien abrigados, también se dejaban llevar por el ritmo.

Cambio de 'estafeta'
Aun en la fiesta, también llegó el momento formal, con la declaración de clausura y el cambio de “estafeta” al comité organizador de los Juegos Panamericanos Santiago 2023, en un acto protocolario que no rompió la sensación de festejo.

También hubo tiempo para saludar a Santiago de Chile, ciudad encargada de organizar la cita continental en cuatro años, y fue el propio presidente andino Sebastián Piñera el encargado de adelantar la bienvenida.

En la ceremonia no faltaron los momentos en los que Perú mostró al mundo su cultura milenaria, con coreografías, vestimentas y escenografías con motivos incas, tampoco dejaron de estar presentes la modernidad del país sudamericano, su arte y música que contagió a todos los asistentes al Estadio Nacional.

EXP/RED/FRU/AGO/2019