filio alejandro faotÁLAMOS, SON.-  En su primera vez en el Festival Alfonso Ortiz Tirado (FAOT) siendo esta su trigésima tercera edición, el trovador Alejandro Filio entregó sus letras al público, audiencia expectante que durante el concierto no dejaron de gritar los títulos de sus canciones.

Como si fuera fin de semana la explanada que rodea el Callejón del Templo en Álamos se vio repleta de gente tranquila y atentas a cada acorde de la guitarra y cada frase el trovador, por ahí nuevos oídos extranjeros tuvieron la oportunidad de conocer sus letras.

“Me parece maravilloso porque no es tanto el oído sino el corazón, me sucedió en Puebla en un concierto que se dio en el Camino Real en la Capilla con la mayor parte del público extranjeros, canadienses, franceses y norteamericanos y me di cuenta que el idioma era lo que menos importaba”, dijo Alejandro Filio.

De la misma manera el cantautor se expresó ante sonorenses y extranjeros, en una sola linea de voz hacía llegar la poesía guardada en temas como “Vienes con el sol”, “Carne de cañón” u “Ojos verdes”.

Conectado al mundo

Durante el concierto y como ha sucedido en la mayoría de los conciertos en el FAOT, pantallas de celulares brillaban entre el público, era la gente grabando videos para Facebook, Instagram o en sus galerías.

“Después de 40 años de hacer trova no siento que sea famoso, pero sí creo que soy reconocido y que me siente parte de sus cosas la gente y eso es muchísimo más importante que cualquier cosa”, comentó antes de su concierto.

En su concierto la juventud estaba sentada y para el mexicano responsabilidad de sensibilizar a la sociedad a través de su música es su deseo y los jóvenes no escapan a eso.

“Sensibilizar a un adolescente que la mayor parte del día está metido en internet y que tiene acceso a todo ahí, independientemente de eso creo que algún día se va a enamorar aunque sea por internet y tendrá que ser interpretado ese sentimiento por alguien, llámese Silvio Rodríguez o Thom Yorke”, aseguró el artista.

EXP/SI/FR/ENE/2017