Los políticos tampoco chocan, se repelen.

Florestán.

La agenda legislativa de Morena viene imparable al punto que cuando la semana pasada se la dieron a conocer a Andrés Manuel López Obrador en una reunión de sus bancadas y los próximos gabinetes, les comentó:

Déjenme algo.

Y es que sí.

En la Cámara de Diputados su coordinador legislativo, Mario Delgado, trae ya las reformas a la Ley Orgánica de la Administración Pública, LOAP, que contiene la creación de la nueva secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, responsable de la seguridad nacional y pública, claro, a la que se adjudicará la nueva versión del CISEN, Policía Federal y Protección Civil, capítulos todos que le quitan a la secretaría de Gobernación que se limitará a la política interior, derechos humanos y víctimas.

La reforma a la LOAP, conlleva el cambio de nombre de la secretaría de Desarrollo Social al de Bienestar.

También, la desaparición de todas las oficialías mayores para congregarlas en la de Hacienda, como todas las direcciones de compras y adquisiciones y la concentración en la Presidencia de la República de las oficinas de comunicación social, que desaparecerán.

Otra de las reformas que sacarán, dicen este mes, es la modificación al 35 constitucional para hacer consultas anuales, con los mismos requisitos y limitaciones que señala ese artículo y establecer la revocación de gobierno al tercer año, que no cada tres años, y la eliminación, total, de cualquier forma de fuero.

Lo pendiente será la reforma a la Fiscalía General de la República, pues no hay ley orgánica y tampoco hay tiempo antes del uno de diciembre, por lo que el presidente López Obrador tendrá que designar un encargado de la PGR, que en estas condiciones no puede convertirse en Fiscalía. 

Pero hay más de lo que ya hablaremos.

El problema son los tiempos, no las mayorías, que les sobran.

RETALES

1. BERRINCHE.-. José María Riobóo anunció ayer que Mitre ha quedado fuera del proyecto de Santa Lucía porque está haciendo berrinche y dando patadas de ahogado, que no es un organismo confiable y que está al servicio de sus antiguos patrones.

O sea, van a hacer Santa Lucía sin el visto bueno de Mitre.

Ya quiero ver a las aerolíneas;

2. SECRETO.- En el clandestinaje se dio el debate entre Marko Cortés y Manuel Gómez Morín candidatos a la presidencia del PAN.

Mil 600 personas lo vieron en redes y se niegan a debatir pública y abiertamente.

¿A quién le conviene ese vacío? Y

3. REGRESO.- El Tribunal Electoral revocó la expulsión del PAN de Eufrosina Cruz, Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle.

De ganar Gómez Morín, que tiene el respaldo de Felipe Calderón, podría darse el regreso de los expulsados y de los renunciados.

Pero no sé, en ninguno de los casos, cómo van a construir la unidad del partido, hoy ausente de la vida política nacional.

Nos vemos mañana, pero en privado.