Pues de ser, será de Una Boca.

Florestán

El Grupo de los Veinte, G-20, es el foro a nivel jefes de Estado y Gobierno de toma de decisiones económicas y financieras más importante del mundo.

Lo integran la Unión Europea y 19 países: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unidos, Rusia, Sudáfrica y Turquía.

Su primera sesión, suma del G-8 más el G-5, fue en Washington en 2008 tras la peor crisis económica mundial de que haya memoria desde la depresión de 1929 y fue, precisamente para eso, para encararla.

La próxima será el 29 de junio en Osaka y México sólo ha confirmado la asistencia del canciller Marcelo Ebrard.

Sobre esto, el presidente López Obrador dijo que a pesar de que se trata de una reunión importante lo estoy analizando porque aquí nos dividimos el trabajo y me siento muy bien representado por Marcelo Ebrard.

Vamos a evaluarlo, a decidir en su momento.

Yo entiendo la desconfianza que existe por ciertas cumbres.

Pero la del G-20 es aparte porque se da lo que llaman el retiro, un encuentro privadísimo en el que sólo participan los jefes de Gobierno.

No entran ni los cancilleres.

Y es en esa reunión a puerta cerrada en la que se discute.

Es lo más importante de la cita más los encuentros bilaterales y conversaciones de pasillo y juntas uno a uno.

Yo entiendo que López Obrador evalúe su asistencia, no será el primero que no vaya a un G-20, pero se pierde de tratar en corto a personajes como el chino Xi Jinping, la alemana Ángela Merkel, al ruso Vladimir Putin y al mismo Trump, si quiere, por citar a algunos.

Pero si ha tomado la decisión de no ir, tampoco pasa nada.

No será el primero ni el último.

Aunque se pierde de conocer y hablar con esos personajes que dominan al mundo darse a conocer y con él, a su 4-T.

RETALES

1. TORMENTA.- Mañana, Día del Maestro, será un día de riesgos por la respuesta de la coordinadora a la reforma educativa aprobada por el Congreso de la que, dicen, es sólo una continuación de la de 2013.

Por eso habrá manifestaciones, marchas y bloqueos hasta el viernes.

Pero no habrá paso atrás;

2. TOPES.- Si los ministros de la Corte desechan la moción del presidente Arturo Zaldívar para sobreseer el proyecto del ponente Alberto Pérez Dayán para declarar inconstitucional la Ley de Remuneraciones, en lugar de sobreseerla, se perderá la posibilidad de que miles de burócratas vayan a juicio que es lo que quiere dejar a salvo Zaldívar; y

3. SESIONES.- Martí Batres, presidente del Senado, planteó tres periodos ordinarios del Congreso al año.

Un reclamo de la sociedad es que diputados y Senado trabajan poco. 

Antes era uno solo, septiembre-diciembre.

Pero en abril de 1987 se aprobó la reforma del segundo: febrero-abril.

Y ni así les alcanza.

Nos vemos mañana, pero en privado.