Me dicen que andan buscando una brújula.

Florestán

Ayer fue el día del maestro y el presidente López Obrador los celebró, muy al estilo 4-T, en el lugar de sus éxitos: el Salón Tesorería de Palacio Nacional, en el marco de la mañanera, donde felicitó y entregó reconocimientos pero no invitó a la dirigencia de la SNTE por primera vez en un 15 de mayo.

Pero de esa mañanera surgió, como siempre, mucha información, ayer relacionada con el tema educativo, mientras militantes de la Coordinadora comenzaban a reunirse para marchar al Zócalo, el SNTE negociaba el aumento salarial, la Comisión Permanente se aprestaba a hacer la declaración de constitucionalidad de la reforma educativa, que el Presidente firmaría, promulgaría y publicaría en el Diario Oficial, se confirmaba el encuentro con la CNTE y con el SNTE, y Esteban Moctezuma reconocía un retraso en la impresión de los libros de texto gratuitos.

La marcha de la Coordinadora fue light comparada con otras del pasado.

Ahora sí que no se rompió ni una ventana, lo que es un mensaje, aunque mantenga firme su rechazo a la nueva reforma educativa.

El SNTE logró un importante logro salarial 6.25%, casi el doble del 3.5 que la UAM dio a sus trabajadores tras la huelga más larga de su historia, 93 días.

Martí Batres, presidente de la Permanente, ya tenía el texto que leería al mediodía sobre la constitucionalidad de la reforma, Moctezuma le confirmaba a López Obrador que el lunes por la tarde recibe a la CNTE y otro día a la SNTE y reconocía que de los 170 millones de libros de texto a imprimir, van veinte millones, el once por ciento, pero que en quince días habrá ochenta millones más y dos semanas después otros 55 millones para alcanzar 155, a quince millones del total y que necesitan tres semanas para distribuirlos.

En fin que en este día del maestro parece ser que todas las partes se llevaron un retal de victoria, aunque nadie haya hablado de lo principal, los niños.

RETALES

1. VACANTES.- Desde el 7 de febrero está vacante la Comisión Ambiental de la Megalópolis, CAMe porque su titular, Sergio Sánchez Martínez, eso sí, un experto y quien ha sido el vocero federal en la crisis de contaminación, fue nombrado subsecretario en Semarnat.

Y no hay para cuándo;

2. POCO.- Muy poco duró Patricia Bugarín como subsecretaria de Seguridad federal.

Ayer, sin más, ella sabrá por qué, no lo dijo, presentó su renuncia con carácter de irrevocable y se fue.

¿Qué habrá visto ahí?; y

3. IMPUNIDAD.- Sigue impune el asesinato, el sábado en Salamanca, Guanajuato, del número dos de la CTM y líder nacional durante treinta años del poderoso sindicato de la Industria Petroquímica.

Se dieron dos versiones: que fue un asunto personal y que fue el Cártel Jalisco, que se desmarcó.

El punto, independientemente del móvil, es que lo asesinaron.

Y que nadie sabe algo.

Nos vemos mañana, pero en privado.