Hacen de la ceguera una visión.

Florestán

En las reuniones en las que he tenido el privilegio de participar en el Foro Migrante, de Eunice Rendón, he aprendido muchas cosas de nuestros paisanos en Estados Unidos.

La primera, admirar más su dignidad y sacrificio, su concepto de familia y comunidad, su vivir en las sombras, perseguidos, explotados y también su resentimiento a los gobiernos de México, no importa el color, a los que responsabilizan de tener que abandonar el país que les negó el derecho legítimo de conseguir aquí lo que allí buscan heroicamente.

Y destaco otro aspecto: que la mayoría no quiere regresar a México y la exigencia de ser regularizados.

Nuestros paisanos saben que son indocumentados, que no ilegales como peyorativa y discriminatoria les llaman en Estados Unidos y lo son en México.

Algunos tienen una credencial todavía del IFE, otros cuantos cédulas de los consulados, algunos licencias de manejar en ciudades santuarios, pero la mayoría no tiene un solo documento de identidad ni de allá ni de acá.

Son indocumentados en los dos países.

Y eso lo traigo por la operación, dentro de la nueva política migratoria de contención, de pedir identificación a todos los que entren por la frontera sur, en lo que estoy de acuerdo, pero el problema no son los documentados que vienen del sur, sino los indocumentados que viven en México, por millones, ya nacionales, ya extranjeros.

Lo digo porque no sé hasta dónde es legal que elementos del Ejército, Marina, policías federales, estatales y municipales y ahora la Guardia Nacional pidan identificación a mexicanos y extranjeros y porque en México todos los menores de edad son indocumentados, a menos que sean del 5% de privilegiados que tienen pasaporte, lo que deja a esta mayoría en el desamparo e indefensión de su derecho a la identidad y sin que ninguna ley o institución que los proteja.

RETALES

1. AUSENCIAS.- Los organizadores del informe del lunes en el Zócalo invitaron a sesenta empresarios, a los que separaron lugares VIP.

Cada silla tenía el nombre y la foto del invitado.

La sorpresa del Presidente fue que sólo asistieron Emilio Azcárraga, Bernardo Gómez, Alfonso de Angoitia, Carlos Slim, Olegario Vázquez Aldir y Miguel Rincón.

Más de cincuenta sillas quedaron vacías.

Y habían confirmado;

2. PRIORIDADES.- La Secretaría de Hacienda fijó ayer un grave tuit en su cuenta oficial: Lamentamos el fallecimiento del gatito conocido como “El Gruñón” o “Gandalla”.

Tenía más de diez años y presentó un cuadro de acidosis metabólica por una falla renal crónica.

Los gatitos son parte de Hacienda y estamos trabajando por su bienestar.

Es en serio; y

3. CONSULTA.- No fue posible construir en el Senado la mayoría calificada para aprobar la reforma constitucional para la consulta popular y la revocación de mandato.

A ver si a la que viene.

Nos vemos mañana, pero en privado.