***

CONSECUENCIA DE LA RENUNCIA

Resulta que sí podría haber una afectación directa al estado de Sonora por la renuncia del exsecretario de Hacienda Carlos Urzúa, pues la gobernadora Pavlovich comentó ayer que ya estaba el compromiso con el exfuncionario sobre la entrega de la mitad de los recursos por la venta de los estadios de beisbol de Hermosillo y Ciudad Obregón, pero le preocupa que pudiese haber algún retraso.

La mandataria dijo que, aunque tratará de entablar pronta comunicación con el nuevo titular de Hacienda, Arturo Herrera, pues allí está la realidad de posibles atorones en las gestiones que hacen los gobernadores, como una consecuencia normal de un movimiento de esa envergadura en el gabinete federal.

Por otra parte, aquí “Entre nos”, se desconocía ese compromiso de formalizar la compra-venta de los estadios con la primera entrega en agosto del precio pactado que, se supo en su momento, sería por mil 57 millones de pesos (475 por el “Héctor Espino” y 582 por el “Tomás Oroz Gaytán”)…

Bien, son recursos que le caerán de maravilla al Isssteson, concretamente a su Fondo de Pensiones.

***

MEXICANOS PREOCUPADOS

Y si la gobernadora Pavlovich está preocupada por ese efecto inmediato de la renuncia de Carlos Urzúa en Hacienda, pues el resto de los mexicanos están igualmente preocupados según el “tracking poll” que dio a conocer ayer la firma Consulta Mitofsky.

Según ese estudio, 50% de los mexicanos considera que la renuncia afecta mucho al Gobierno del presidente López Obrador (18% dijo que sólo afecta algo y 15% poco), pero 71% de los encuestados captó que la causa de la dimisión fue el desacuerdo de Urzúa con las políticas del Presidente, mientras 10% consideró que fue por pleitos con otros miembros del gabinete.

Como se aprecia, 73% de los mexicanos que dijeron haberse enterado de la renuncia, valoran como sería la pérdida de una persona como Urzúa y, de alguna manera, están conscientes de las diferencias que han provocado esta y anteriores renuncias, más las que el propio presidente López Obrador anticipa que podría haber en el futuro inmediato…

Es un tema sensible para la opinión pública, sin duda.

***

SUMARSE AL ‘TOÑO’

Por otra parte, en declaraciones que compartió Gildardo Real con el Grupo de Periodistas Contrapunto 10, sin empacho alguno dijo que asume lo dicho por el dirigente estatal Ernesto Munro, en el sentido de que el expriista Antonio Astiazarán es el mejor cuadro que ahora tienen para ser candidato a gobernador en 2021.

Real reforzó que de hecho piensa que los liderazgos panistas deberían abrazar de una vez el proyecto del “Toño”, para luego apuntar:

“No nos hagamos locos, libra por libra, es la mejor perspectiva que tiene el PAN”.

Sin embargo, sobre la percepción de que el “Toño” no parece querer agarrar la estafeta de líder que el PAN necesita, Gildardo Real asegura que ha sido muy cuidadoso, pues para afianzar un proyecto hacia 2021 no solamente debe convencer al panismo, sino atraer a simpatizantes de otros partidos, incluyendo a priistas…

Opinó Real Ramírez que, por esta última razón, el “Toño” debe mantenerse como posible candidato externo, es decir, no afiliarse al partido.

***

¿DESEO O REALIDAD?

Que la Guardia Nacional dará un “golpe de timón” con sus próximas acciones en el combate a la inseguridad, dice el alcalde de Cajeme, Sergio Mariscal, lo cual según él significa que la nueva corporación asumirá la responsabilidad “de una vez y por todas”, como no se ha hecho desde hace 36 años atrás…

Es decir, como no se hacía –según Mariscal- desde el Gobierno del presidente Miguel De la Madrid, o del gobernador Samuel Ocaña en Sonora, según corresponda.

Sin embargo, el Alcalde luego matiza el asunto del “golpe de timón”, que significaría asumir la jefatura plena del combate a la inseguridad por parte de la Guardia Nacional, cuando dice que será un destacamento más que se sumará a las tareas por la seguridad en funciones de “policía nacional” y capacitados para ser primeros respondientes.

Bien, el asunto es que no alcanza a quedar claro si ese “golpe de timón” es algo de lo que ya están advertidos los alcaldes y gobernadores, o más bien es un deseo de que las fuerzas federales asuman “de una vez por todas” la responsabilidad sobre la seguridad pública al interior mismo de los municipios…

¿Usted qué piensa?

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.