¡AH, CARAY! Por ahí andan diciendo que un priista es muy bueno para hablarle al oído al Presidente: el chiapaneco Patrocinio González Garrido

Cuentan que el ex secretario de Gobernación le ha servido de enlace con distintas fuerzas políticas y con grupos empresariales.

Y QUE en los últimos días ha estado insistiendo para que un paisano suyo, que también fue gobernador de Chiapas -e interino de sí mismo- y hoy es senador pase a tomar las riendas de Bucareli.

¿A poco se refieren a Manuel Velasco?

Es pregunta.

*

COMO SI hubiera sido una derrota de los Naranjeros de Hermosillo, así de mal tomaron en Sonora la bola baja que les tiró Andrés Manuel López Obrador al abrir la posibilidad de que el ex gobernador Guillermo Padrés sea considerado... ¡preso político!

CUANDO le preguntaron al Presidente sobre el estatus del panista que en diciembre se declaró a sí mismo preso político, el tabasqueño no dijo que sí, pero tampoco dijo que no. 

De hecho comentó que también el priista Eugenio Hernández anda buscando que lo clasifiquen igual.

Y OBVIAMENTE no se trata de un asunto de convicciones políticas, sino de conveniencias jurídicas, dado que el actual gobierno ya ha otorgado una veintena de liberaciones a supuestos presos políticos.

SERÍA BUENO que antes de abrirle la reja a Padrés, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se dé una vuelta por aquellas tierras y les pregunte a los sonorenses cómo los dejó su anterior gobernador.

*

PESE A las expectativas, no le fue tan mal a Marcelo Ebrard en la reunión anual de embajadores y cónsules.

A varios de los integrantes del Servicio Exterior Mexicano les gustó que el nuevo canciller aclarara que el país no cerrará los ojos ante violaciones graves a los derechos humanos en otros países.

QUE SE revivirá el principio de no intervención, pero que eso no debe convertirse en pasividad.

De ahí que se buscará crear esquemas de mediación, como lo fue en los ochenta el Grupo Contadora; y no de confrontación como lo es actual Grupo de Lima.

LO QUE de plano les pareció fuera de lugar a los diplomáticos fue el regaño de la Secretaría de la Función Pública, que encabeza Irma Eréndira Sandoval, que les echó en cara prestaciones inherentes al servicio exterior, como las ayudas para vivir en el extranjero, pero que para la SFP resultan onerosas y superfluas.

*

POR ÚLTIMO, una duda diplomática: si ya quedó claro que el gobierno mexicano es solidario con Nicolás Maduro y considera a su régimen realmente democrático... ¿por qué a Andrés Manuel López Obrador le ofende tanto que lo comparen con él? 

¡Qué misterio!