HOY que Andrés Manuel López Obrador irá a Cuautla, Morelos, para revisar el tema de la frenada planta termoeléctrica de la Huexca, hay quienes quieren recordarle al Presidente que los peores enemigos suelen ser los de casa.

EN LA ENTIDAD es un secreto a voces que el principal opositor a esa obra es el activista disfrazado de empresario Arnulfo Montes Cuen, a quien describen como un experto en causar conflictos sociales... para luego "arreglarlos" a cambio de lograr beneficios para él.

Y TAMBIÉN se dice que últimamente lo han visto muy cercano al gobernador morelense, Cuauhtémoc Blanco. ¿Pues de quién será la mano que mece esa cuna? Es pregunta que da toques.

***
POR CIERTO que un grupo de morelenses quiere aprovechar el viaje de AMLO para tratar un asunto que consideran urgente, pues, un día sí y al otro también se enteran de "levantones" y secuestros de largo plazo contra comerciantes cuautlenses.

Y DICEN que buscarán su ayuda porque, en Cuernavaca, el equipo del gobernador Blanco nomás no les hace caso.

***
A VER, A VER... ¿cómo está eso de que el director de la CFE, Manuel Bartlett, anunció que mañana dará a conocer los nombres de empresas "que incurrieron en presuntos actos de corrupción" en operaciones con esa empresa?

LA PALABRA clave es "presuntos". Si ese es el caso... ¿qué no deberían respetar la presunción de inocencia hasta que se desarrollen los procesos legales correspondientes, antes de divulgar nombres?

OTRA duda es si, además de señalar a las empresas, también difundirá nombres y apellidos de los empleados o ex empleados de la CFE involucrados... porque la corrupción siempre tiene dos lados ¿o no?

***
LAS SILLAS vacías se van sumando en la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Tal parece que a los espacios dejados por los comisionados Héctor Acosta y Juan Carlos Zepeda pronto se sumará la de Gaspar Franco.

CUENTAN que en la más reciente reunión del organismo, cuando se habló de un tema agendado para marzo próximo, Franco comentó que lo abordará con mucho gusto si es que sigue en el organismo, pues no está muy seguro de en dónde andará entonces.

COMO en la canción de los perritos, de los siete comisionados que tenían ya nomás les quedarían cuatro, a menos que en Palacio Nacional se apuren a mandar al Senado las ternas para llenar las dos vacantes que hay.

AUNQUE, con eso de que para el gobierno como que los organismos autónomos no son santo de su devoción, a ver si no dejan que la CNH se extinga... por default.