ENTRE los empresarios del sector farmacéutico y de equipo médico hay nerviosismo, pues desde hace días el gobierno federal anda circulando la versión de que viene un "gran golpe" contra la corrupción en ese sector.

TAN ES ASÍ que apenas la semana pasada Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, salió de nuevo a asustar con el petate del muerto diciendo que ya tenía 50 investigaciones abiertas, peeero... que no podía dar detalles.

Y, CLARO, también están los amagos presidenciales en el sentido de perseguir a los responsables de supuestos contratos irregulares firmados durante el sexenio anterior por la Secretaría de Salud.

¿PARA DÓNDE va el esperado golpe? Hay quienes creen que se busca cambiar la baraja de proveedores, es decir aplicar la Cuarta Transformación en la compra de medicamentos utilizando el conocido esquema de "quítate tú, pa' ponerme yo".

***
POR CIERTO que por ahí dicen que en Palacio Nacional siguen esperando -como padres en sala de maternidad- a que les lleguen noticias del IMSS. Según esto, ya deberían estar listos los expedientes sobre presuntos desfalcos de la pasada administración, en el área de compras, pero que ya van 100 días y nomás no ven para cuándo. 

***

SI YA por sí mismo resulta preocupante el secuestro de 22 personas en Tamaulipas, lo que más indigna es el ocultamiento por parte de los gobiernos municipal, estatal y federal que tardaron ¡cuatro días! en reconocer el crimen.

SE LES OLVIDA que ese silencio cómplice de las autoridades permitió que entre 2010 y 2011, en San Fernando, se registraran desapariciones y ejecuciones múltiples de migrantes y viajeros que dejaron más de 150 muertos.

EL COLMO es que mientras las 22 personas eran sustraídas de un autobús de línea, el gobierno tamaulipeco promociona en redes sociales visitar su territorio, entre otras cosas, ¡por el auxilio carretero que brinda!
***

SI NO desciende el Espíritu Santo para hacerlos entrar en razón, los senadores de Morena y sus rémoras legislativas elegirán hoy a una cuestionadísima ministra de la Suprema Corte.

LA ALERTA no proviene de cualquier hijo de vecino, sino de tres organizaciones internacionales de gran prestigio: la Fundación para el Debido Proceso; la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA); y el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional.

ADVIRTIERON que la elección de cualquiera de las candidatas propuestas por AMLO significaría "un grave retroceso" en materia de protección de los derechos humanos y para la independencia y autonomía del Poder Judicial. ¡Orden en la sala!