A LA QUE no le fue muy bien en su reunión con empresarios y directivos de empresa fue a Yeidckol Polevnsky. Acudió al foro semanal del Club de Industriales y en varios momentos provocó reacciones no muy favorables.

LA PRIMERA fue cuando se burló de los temores que existían en la iniciativa privada por el tipo de cambio y presumió que el dólar ese día estaba en 18 pesos, cosa que los comensales sabían perfectamente que no era cierto.

LA SEGUNDA fue cuando alabó por su "inteligencia" y "patriotismo" a... ¡Napoleón Gómez Urrutia! La tercera fue cuando insistió en que con su plantón en Paseo de la Reforma, Andrés Manuel López Obrador evitó un "derramamiento de la sangre". Ahí los murmullos prácticamente se convirtieron en abucheos.

Y LO QUE de plano dejó perplejos a sus escuchas fue cuando Polevnsky les dijo que no tomaran demasiado en serio a Ricardo Monreal y sus iniciativas, las cuales calificó de "ocurrencias".

***

A PUNTA de billetazos, repartiendo bienes y recursos mediante programas de corte populista, Ricardo Gallardo, tanto padre como hijo, han construido un cacicazgo político en San Luis, con la mira puesta en la gubernatura. Y aunque el junior Ricardo Gallardo Cardona fue investigado en 2015 por lavado de dinero y crimen organizado, al parecer ya amarró -por no decir compró- la franquicia del Partido Verde.

***

POR CIERTO que quien reapareció a todo galope fue el ex senador verde Pablo Escudero, quien cambió la tribuna legislativa por la montura. El fin de semana participó en el Campeonato Mundial Ecuestre "Longines Global Champions Tour", montando a "Don Aurelio" y "Charagón". Dicen que los que saben que, como jinete, Escudero es buen legislador.