FUERTE coraje hizo el senador de Morena Alejandro Armenta, pues no logró desatorar el dictamen de la Ley de Austeridad ante la falta de consensos... ¡en su propia bancada!

OCURRE que varios senadores advierten que hay temas en la iniciativa que ya están regulados por la Ley de Responsabilidades, por lo que no era necesario incluirlos en la nueva legislación.

Y OTROS de plano se quejan de que en el asunto metió mano la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval, quien habría pedido rasurar varias disposiciones incorporadas por la Secretaría de Hacienda, a cargo de Carlos Urzúa.

A VER si las diferencias entre morenistas en el Senado por la forma de aplicar la "austeridad republicana" no acaban rebotando en el gabinete de Andrés Manuel López Obrador.

***
VAYA QUEMÓN se llevó el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, por contratar a Carlos Gómez Arrieta, acusado de torturar a un detenido del caso Ayotzinapa tras la difusión de un video.

CUENTAN que Aureoles y Gómez Arrieta se conocieron en la Cámara de Diputados, donde el segundo fungía como jefe de Seguridad en el 2012, cuando el priista Jesús Murillo Karam presidía ese órgano legislativo.

Y OCURRIÓ que, cuando el también ex gobernador de Hidalgo fue nombrado titular de la PGR por Enrique Peña Nieto, se llevó a Gómez Arrieta, le dio grado de teniente y lo puso a trabajar en "labores especiales".

PERO VAYA que no es lo mismo cuidar que nadie se meta al Palacio Legislativo sin permiso, que investigar la desaparición de 43 normalistas, o ser subsecretario de Seguridad Pública de un estado como Michoacán.

***
QUIENES conocen cómo se abona a un conflicto social dicen que, en Guerrero, la tremenda bronca por los fertilizantes es una vieja herencia del ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer.

Y ES QUE el ex mandatario priista fue el creador durante su administración del programa estatal para la entrega de abono a campesinos que ahora está haciendo crisis en esa entidad.

ADEMÁS, los memoriosos afirman que ese programa representaba grandes ganancias personales para Figueroa, pues los costales eran llevados desde una planta en Querétaro en camiones de su propiedad que cobraban -y muy bien- los fletes. ¡Vaya negociazo!

***
TRAS el anuncio de que Apple sacará de EU la fabricación de su computadora premium para llevársela a China hay temor de que Donald Trump quiera castigar a esa empresa como lo hizo con Huawei. Lo bueno es que cada vez que Trump hace berrinche tiene menos opciones para meterse a Twitter.