joven rescatada sonoraHERMOSILLO, SON.- Sara, la joven que rescataron encadenada de un domicilio ubicado al norponiente de la Ciudad continúa internada en el Hospital Cruz del Norte y estará en este lugar durante 21 días, informó el director de Salud Mental en Sonora, Juan Manuel Tong Payán.

Detalló que la paciente ingreso el pasado 6 de marzo y fue diagnosticada con una discapacidad intelectual grave (retraso mental) y a la fecha mantiene su salud estable.

“Son personas que tienen coeficiente intelectual muy bajo, van a la escuela pero no avanzan, no aprender, y son personas que son vulnerables y a veces son tratadas mal por esa condición”, explicó el psiquiatra.
Al agregar, “en el hospital lo que le vamos a tratar es la conducta, controlar la impulsividad, si está agresiva o si viene mal. Ella venía con un poquito de descuido, entonces hay que darle alimento, tratamiento para que esté controlada, para que la impulsividad no sea muy alta”, explicó el especialista.


Cuidados especiales
Tong Payán dijo que este tipo de pacientes requieren cuidados especiales porque no pueden valerse por sí mismos y en el caso de Sara si necesita estar internada un poco más de los 21 días permanecerá en el hospital.

“Ella requiere cuidados especiales, porque ella por sí misma no puede vivir, no son capaces de vivir por sí solos”, reiteró el psiquiatra.

Consideró que en el caso de la joven en su entorno familiar había disfunción, “porque yo creo que al momento de que esté amarrada evidencia problemas graves”.

La solución tampoco es que esté internada por mucho tiempo porque este tipo de pacientes “tienen que socializar, vivir en condiciones normales y aprendan lo más que puedan”.

Con su tratamiento y el seguimiento de terapia, Sara podría “aprender a bañarse sola, lavar su ropa, cambiarse sola, cuidarse, no hacerle caso a los extraños”.

Es por eso que pacientes como Sara necesitan el apoyo familiar para estar lo mejor posible en su entorno, “Independientemente de la condición económica de la familia, aunque la familia sea pobre, existen lugares públicos en donde se les puede otorgar atención”, comentó el doctor Tong.

Los hechos

Como se recordará, la semana pasada, Sara fue rescatada por elementos de la Policía Municipal de su domicilio, en donde permanecía sola y encadenada de su tobillo a una estructura de fierro en el patio trasero.

La denuncia la hicieron vecinos del lugar porque la joven gritaba que tenía hambre y sed, pues el sol le pegada de frente. Posteriormente fue canalizada a la Cruz del Norte y desde entonces la están atendiendo los médicos especialistas.

Este caso está en manos de la Fiscalía de Justicia del Estado y en el caso de los menores, hermanos de Sara en la Procuraduría de Niñas, Niños y Adolescentes, la cual puso en resguardo a Juanito y Joana con una exvecina de su madre.

EXP/RED/FRU/MAR/2019