joven en hermosilloHERMOSILLO, SON.- Comenzó observando las estrellas de manera simple y ahora maneja instrumentos para poder capturar la imagen de los cuerpos celestes, Sandra Bustamante González nació en la Ciudad de México y creció en Hermosillo, tiene una maestría en astrofísica con especialidad en instrumentación astronómica y fue parte del equipo de 200 científicos que capturaron la imagen de un agujero negro supermasivo.

“La educación es una de las mejores inversiones que uno puede hacerse a sí misma o a otras personas”, dijo Sandra Bustamante González para EXPRESO.

La investigadora en instrumentación astronómica del Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica (Inaoe), señaló que su proyecto de tesis fue un trabajo sobre un instrumento para el Gran Telescopio Milimétrico y por esta razón ella formó parte del equipo de trabajo que se reunió en todo el mundo para lograr captar el hoyo negro.

Dijo estar convencida de que su preparación fue la clave para llegar a formar parte de este equipo de científicos que se sincronizaron en 8 puntos del mundo, como Hawai, Arizona, España, Chile, la Antártida y otros lugares, entre ellos la Sierra Negra de Puebla en donde Sandra junto con su equipo de colaboradores se encargaron de que funcionara correctamente el Gran Telescopio Milimétrico, mismo que se sincronizó con el resto de telescopios para poder capturar la imagen.

“Mi contribución fue más hacia la instrumentación que se utilizó en el gran telescopio milimétrico, mi equipo de trabajo se encargó de verificar que todo estuviera funcionando correcto y hacer las calibraciones del instrumento para poder garantizar que la imagen que estamos viendo realmente no tenga contribuciones de ruido del mismo instrumento”, dijo Bustamante González.

Sandra2

Su afición por ver las estrellas
La hermosillense agregó que su educación fue incentivada por varios maestros como por ejemplo su maestro de matemáticas quien la incluyó en un club donde competían al resolver problemas y un maestro de física elaboraba problemas dirigidos sólo para que ella los resolviera, puesto que se aburría en las clases y así logró captar su atención.

Su gusto por las ciencias en conjunto con su afición de ver las estrellas resultaron ser la carrera que eligiera más tarde y que le permitiría ver los cuerpos celestes con mayor precisión.

xxxrterterte

Cuenta a los 9 años sus papás la metieron al grupo 21 de los Scouts y recuerda que en sus primeros campamentos observaban las constelaciones para poder ubicarse y recuerda la frase de su guía: “El cielo que estamos viendo es realmente del pasado porque las estrellas están muy lejos y su luz tarda en llegarnos millones de años, entonces ver el cielo es ver el pasado”.

ESTRELLAS DOS

Ahora ella maneja el Gran Telescopio Milimétrico de Puebla y otras tecnologías que le permiten ver el cielo de manera más detallada.

“He aprendido los diferentes instrumentos y tecnologías que se han desarrollado para poder ver las estrellas, el cielo es mucho más de lo que podemos ver a simple vista, entonces utilizando diferentes tecnologías podemos ver el cielo en sus longitudes de onda y nos dan información de la masa, los elementos que están construidos, interacción entre partículas y un montón de propiedades físicas que está metida en la luz que nos llegan”, explicó Bustamante González.

xxxxxfsdfsdfsdfsdf

La mujer en la ciencia
Sobre la participación de las mujeres en la ciencia comentó que aún hay muchas mujeres que se cohíben o cumplen con los estereotipos que espera la sociedad de ellas, pero que en realidad todos somos iguales y las mujeres también pueden ser científicas.

HOYO NEGRO

“Hay que dejar de criticar a las mujeres, por ejemplo cuando las mujeres estamos molestas que digan: andan en sus días, es algo que me molesta mucho, porque las mujeres nos podemos enojar sin necesidad de que esté relacionado a la menstruación al igual que los hombres. Ese tipo de frases afectan a las niñas, las pueden impactar y marcar, hacerles creer que no son suficiente para hacer lo que ellas quieren”, expresó la investigadora astronómica.

El mensaje de Bustamante González para las niñas es la de prepararse, trabajar para lograr lo que ellas quieran y cuando parezca que la vida te ha llevado a otro camino del que tenían planeado, puede ser que por alguna razón benéfica te haya llevado ahí y así poder lograr los objetivos que querían alcanzar.

EXP/GV/DAW/ABR/2019