BasuraArroyo

HERMOSILLO, SON.- Pese a varios reportes al Ayuntamiento de Hermosillo, residentes de la calle Campillo, indicaron que el arroyo que cruza entre la avenida I. Trujillo y Lázaro Cárdenas, se ha convertido en un lugar de toneladas de basura, además de sumarse una tubería reventada de aguas negras provocando un olor desagradable para los vecinos.

Los vecinos de la calle Campillo, aseguraron que en un lapso de cinco meses han presentado dos reportes al Ayuntamiento, pero que todo se ha convertido en falsas promesas porque jamás llegan a dar soluciones.

Al ponerle drenaje a los residentes, tras las lluvias que se han registrado últimamente en la capital sonorense, una tubería de aguas negras terminó por reventarse poco tiempo después de ser instalada, algo que provoca el disgusto de los vecinos porque les llega un costo extra por ese servicio.

“A nosotros se nos cobra en el recibo del agua, pero hay gente que le pusieron la tubería y no paga nada, no les cobran”, expresó un vecino de la calle Campillo.

Algunos residentes confirmaron que el arroyo que se une junto a su avenida se ha convertido en un punto donde las personas llegan a tirar su basura y escombro, mientras que unidades el Ayuntamiento de Hermosillo, llegan arrojar pura arena.

EXP/MM/EV/AGT/2019