Anciano

HERMOSILLO, SON.- Tras esperar tres meses por fuera del hospital para ser operado, José Díaz López aseguró que debido a un problema en su columna vertebral se sometió a una cirugía donde le colocarían un placa en su espalda, pero al seguir con molestias se realizó un ultrasonido hace algunas semanas, con el cual se percató que no tenía incrustada la lámina como le habían indicado los doctores del Seguro Popular.

Cerca de cumplir un año después de la operación, el señor de 76 años de edad afirmó que para poder realizarse la cirugía tuvieron que retirarle un fragmento de un hueso y una porción del músculo, un poco arriba de su cintura derecha.

“¿Esta placa para dónde entró? Para otro paciente, la carne para otro paciente, porque a mí no me lo pusieron, aparte le hablaba a las enfermeras para que me dieran algo para orinar o hacer del baño y me decían ahorita se lo traigo y me orinaba ahí en la cama”, expresó.

En su tiempo de recuperación, señaló que en su estancia en el hospital recibió un mal trato por parte de las enfermeras, ya que no podía levantarse para comer y las mismas le tiraban a la basura su alimento.

“Una botella de medio litro que me ponían no era suero, porque cada vez que llegaban y la quitaban. Me traían comida, como yo no podía comer ni poder levantarme yo de ahí me la tiraban ahí en el cesto de la basura”.

Asimismo, señaló que en el hospital no recibía las descripciones de los medicamentos que le eran asignados ni era atendido cuando pedía agua para beber.

“Me daban pastillas dique para el dolor y les preguntaba ¿para qué son estas? Y me decían usted tómeselas. Les pedía agua y no me la daban agua y así se la llevaban”.

Los médicos encargados de José Díaz López le recetaron una serie de terapias en el Centro de Rehabilitación y Educación Especial (CREE), donde el precio que le cobraron fue muy elevado para su situación económica.

“Me mandaron que fuera al CREE y me cobraron mil 500 pesos por darme terapia, me cobraron eso por 15 días de terapia”.

El señor vive por la calle Campillo entre las avenidas I. Trujillo y Lázaro Cárdenas, en Hermosillo, donde se le dificulta salir de su hogar debido a las condiciones en que se encuentra el pavimento de su sector.

Anciano1

Anciano2

EXP/MM/EV/AGT/2019