Sordera

HERMOSILLO, SON.- La comunidad sorda pidió a la Universidad de Sonora ejercer su derecho a la educación, pues señalan que los apoyos económicos para pagar los servicios a intérpretes tardan en llegar y, en algunos casos, han llegado a renunciar a sus estudios.

Jesús Enrique Villalobos Pereda, estudiante de primer semestre de la carrera de Lingüística en la Unison, dijo que si bien cuenta con el respaldo de la Ley Brandon, un apoyo económico por parte del Gobierno del Estado para personas sordas que requieran de un intérprete en clases, percibe que la universidad no formaliza este tipo de facilidades.

Indicó que el apoyo de la Ley Brandon toma tiempo en llegar y que requiere tanto de ese monto como del apoyo que pueda brindarle la universidad para poder complementar con los dos pagos los honorarios del intérprete, ya que las personas con debilidad auditiva tienen el derecho de contar con esta ayuda dentro de sus clases.

“Rectoría debería buscar el apoyo para fomentar la inclusión, ellos anuncian que es una universidad inclusiva pero no hay el apoyo, hay apoyo para diferentes discapacidades, para ciegos, discapacidad motriz, pero para los sordos también debería de haber”, señaló.

Actualmente en la Universidad existen tres casos con discapacidad auditiva en las carreras de Artes, Historia y Lingüística y que cuenta con el apoyo del coordinador de la carrera, quien se ha encargado de buscar instituciones para conseguir el pago de intérpretes y desde el inicio de clases ha estado acompañado de su intérprete Roberto Labrada.

Faltan recursos

La Universidad de Sonora confirmó la falta de recursos para apoyar a estudiantes sordos, Andrés Acosta Félix, coordinador de programa de la Licenciatura en Letras y Lingüística, señaló que Vicerrectoría analiza la situación de un estudiante sordo que solicita apoyo para pagar el servicio que le brinda su intérprete.

Recordó que desde antes de presentar su examen de admisión, Jesús Enrique Villalobos Pereda, joven con debilidad auditiva, se presentó con él para manifestarle su interés en estudiar Lingüística, lo cual le preocupó revisar si realmente tenía el perfil para esa carrera, no obstante, señaló que el joven demostró tener la inteligencia y la capacidad para realizar sus estudios.

Acosta Félix expresó que buscan en algunas instancias, incluyendo el área de Vinculación, quienes coordinan los cursos de lenguaje de seña mexicana, Rectoría y Vicerrectoría, donde se analiza la situación.

“Lo que sí te puedo decir y afirmar es que la Universidad de Sonora no ha pagado a ningún miembro de la comunidad sorda y en este momento no está en condiciones de hacerlo, sin embargo, es sensible al punto, hay la presión, está la demanda de que eso es un derecho y efectivamente es un derecho de tener intérprete y claro que se tiene que atender y Vicerrectoría dijo que están viendo el asunto todavía”.

EXP/KM/EV/SEP/2019