embarazo precozCIUDAD DE MÉXICO.- El 2% de las adolescentes que ya son madres y fueron atendidas en el Instituto Nacional de Perinatología (INPer) se embaraza de nuevo al siguiente año, informó la jefa del Departamento de Salud Sexual y Reproductiva del hospital, Norma Velázquez Ramírez.

Detalló que el 1% de esos embarazos subsecuentes tiene su origen en la falla del método anticonceptivo, y a que no acuden a revisión médica. Embarazarse a temprana edad, alertó, aumenta el riesgo de muerte materna, preeclampsia, parto pretérmino, anemia, trauma obstétrico y resolución vía cesárea.

En tanto, el feto se expone a riesgos como muerte neonatal, desarrollo de gastrosquisis, bajo peso al nacimiento y restricción del crecimiento intrauterino. La especialista lamentó que a estos problemas de salud se suman los obstáculos económicos, educativos y de discriminación a los que son sujetas las jóvenes que se embarazan en la adolescencia.

Para tratar de postergar el segundo embarazo en las menores, el INPer ofrece programas de orientación para el control prenatal. Las jóvenes reciben intervenciones educativas y consejería anticonceptiva de forma individualizada.

Indicó, que, en promedio, 89% de las menores egresan del hospital con un método anticonceptivo de larga duración; 63% con un dispositivo intrauterino; 33% con implantes subdérmicos y 1% con progestinas inyectables.

EXP/REF/FRU/ABR/2019