AlfonsoDurazo

MÉRIDA, YUC.- El secretario de Seguridad Pública y Participación Ciudadana, Alfonzo Durazo Montaño, aseguró que no hay un plazo fatal para frenar la delincuencia en las zonas de más alto riesgo del país; sin embargo, precisó que durante el primer semestre del gobierno federal actual hubo una inflexión en el número de homicidios ocurridos en el país.

El funcionario federal presidió en esta ciudad una reunión sobre seguridad a la que asistieron seis gobernadores de la zona Sur del país entre ellos, el de Oaxaca, Alejandro Murat; de Campeche, Alejandro Moreno Cárdenas; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, de Veracruz, Cuitláhuac García; Tabasco, Adán López y de Yucatán, Mauricio Vila Dosal.

También asistieron a la misma reunión, el Secretario de la Defensa Nacional, Gral. Luis Cresencio Sandoval González, el de Marina, Almirante José Rafael Ojeda Durán y titular de la Guardia Nacional, Gral. Luis Rodríguez Bucio.

Señaló que no puede haber un ‘plazo fatal’ para acabar con la inseguridad; porque el problema delictivo que enfrenta México es parte de un proceso de largos años, “lo mismo ocurre con la construcción de la seguridad, también es un proceso”, sostuvo el alto funcionario en la reunión que tuvo lugar en el complejo de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en esta ciudad.

“Lo que no eludimos es la responsabilidad que tenemos como gobierno de garantizar mejores resultados en materia de seguridad”, remató.

Dijo que de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la incidencia delictiva y el número de homicidios se ha mantenido durante los primeros seis meses de la administración; “no hay nada que celebrar… pero hemos logrado romper con la tendencia ascendente en el número de asesinatos, como parte de una meta que nos pusimos cuando entramos al gobierno”, acotó.

“Estamos a unos días de cumplir seis meses en el gobierno, y puedo ratificar ante ustedes que hemos logrado el objetivo inicial de obtener o llegar a un punto de inflexión cuando menos en la incidencia delictiva o en el número de homicidios que se cometen en el país; hemos logrado romper con la tendencia ascendente del número de asesinatos”, reiteró Durazo Montaño.

Añadió que la seguridad no es una responsabilidad exclusiva de la policía, sino que es necesario que las estrategias vayan acompañadas de políticas sociales, “tal y como lo ha propuesto el gobierno federal a través de diversos programas que buscan acabar con la marginación, pobreza y falta de oportunidades”, declaró.

Poco antes del evento, el gobernador Vila Dosal entregó 353 patrullas a la Secretaría de Seguridad Pública; además anunció que los hijos de los policías tendrán a su disposición becas del 100% para estudiar en universidades privadas; mientras que quienes decidan estudiar en la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) quedarán exentos de pagar las cuotas de inscripción.

Tercer feminicidio en Yucatán de 2019

Por otra parte, una tragedia enlutó a Celestún, ante el hallazgo de una mujer asesinada a puñaladas por su esposo en lo que se convirtió el tercer feminicidio del año. 

El hombre se suicidó tras matar a su pareja.

El hecho ocurrió durante una acalorada discusión entre Anabell Chan Canul, de 35 años de edad, y su esposo Juan Pablo Ávila Chacón, de 36.

El hombre acudió a la casa donde habitaban la mujer y los hijos de ambos, en la colonia Felipe Carrillo Puerto

La pareja llevaba separada una semana. 

Las cosas se salieron de control y el sujeto agredió a la mujer; después de darle una golpiza, la metió a un cuarto de la vivienda y le dio varias puñaladas que acabaron por matarla.

Al parecer por la culpa, el sujeto decidió quitarse la vida; no trascendió la información en cómo se habría suicidado.

No se descarta que el agresor estuviera bajo los efectos de alguna droga porque, según se conoció entre vecinos de esta comunidad porteña, se sabía que consumía estas sustancias.

El Universal / MME 24/05/19/EV